La bolsa no se inventó el siglo pasado, ya expoliaban capitales a través de ella siglos antes

La bolsa no se inventó el siglo pasado, ya expoliaban capitales  a través de ella siglos antes

Excelente artículo en el Blog Salmón

Así, el autor recomienda:

  • Nunca dar consejos de bolsa, porque hasta la mejor recomendación se puede volver mala con el tiempo.
  • Toma cada ganancia que tengas sin remordimiento por los beneficios perdidos, «porque una anguila se puede escapar antes de lo que crees», probablemente en referencia a que la suerte se acaba y es mejor recoger en una buena época, que esperar a ese momento de pico de valor, en el que nunca acertamos a la hora de dar la orden de compra.
  • Los beneficios de la bolsa son como: «Los tesoros de los duendes. En un momento dado pueden ser piedras preciosas, luego carbón, luego diamantes, luego pedernal, luego rocío de la mañana y luego lágrimas». Es decir, la naturaleza volátil de la bolsa y sus ganancias.
  • «Quien quiera ganar este juego debe tener paciencia y dinero, ya que los valores son poco constantes y los rumores muy poco fundados en la verdad. El que sabe soportar los golpes sin dejarse aterrorizar por la desgracia se parece al león que responde al trueno con un rugido, y no se parece al ciervo que, aturdido por el trueno, intenta huir».

 Penso de la Vega hace tres siglos

Advertisements