A la espera del precio de la OPA de exclusión en Grifols

«La propuesta preliminar del fondo canadiense, sujeta a revisión, establece una horquilla de precio cuyo rango bajo se sitúa en el entorno de los 10 euros por acción.
Brookfield ha planteado a la familia Grifols realizar una oferta pública de adquisición (opa) sobre el fabricante de hemoderivados a un precio de, al menos, de 10 euros por acción para tomar el control de la compañía y excluirla de Bolsa« fuente : Expansion.com

 

Lo de sacar a Grifols del mercado es algo que lleva deseando o tramando la familia fundadora hace tiempo, mucho antes del informe Gotham.

La OPA de exclusión al precio que la pongan va a tener que ser aceptada porque una empresa vale lo que están dispuestos a pagar por ella, desde que sea público el precio ya pueden ponerse a chillar y protestar a las puertas de la Bolsa de Madrid o de la CNMV los minoritarios que si los mayoritarios acuden no tendrán nada que hacer. Y si los mayoritarios no acuden pues verán vegetar a la acción más que probablemente en un rango muy estrecho de precio que los irá aburriendo uno a uno.

7000 millones o 10 euros por acción por la parte de abajo …. nos cuesta creer que el rango superior sea superior al 11.5 euros.

Si la OPA de exclusión sale habrá que soltar las acciones si o si sea o grandes o pequeños sus accionistas tenemos que recordaros que si no se acude pues se procede a la exclusión y el papel quedará en manos de sus titulares al precio de folios en blanco , es decir a lo que quiera pagar por ellas posteriormente la empresa si a bien lo tiene porque con la misma ni las recompra si quiera, no está obligado a ello.

Los analistas comentan lo que nosotros cuando nos enteramos que quien gana son los Grifols y el fondo Brookfield ya que los primeros se quitan el muerto de la financiación del negocio o de su pasivo y los segundos se quedan con la mayor parte de la empresa formando parte de sus activos como otra empresa más. Vamos es como si un fondo resolviera el pasivo del FC Barcelona pero a cambio se queda de socio mayoritario del club y este pasa  a ser una propiedad del fondo en cuestión dejando a los socios con una participación minoritaria a los que se les permitiría seguir gestionando el club pero obviamente con sus propias reglas , directrices y objetivos empresariales.

Vamos que la exclusión solo sería buena para la empresa y pésima para la acción y accionista, nos tememos que el precio que se oferte no será el de mercado pero tampoco muy superior a este porque entonces el negocio para los Brookfield dejaría de ser altamente beneficioso a mayor sea la opa.

  • Renta 4 y Trea Asset Management: gran negocio para la familia malo para los accionistas.
  • Revista inversión: quitarse las acciones de encima sería darle la razón a Gotham City.
  • Ibroker: valoración de 9 euros muy por debajo de los 16 euros del precio objetivo del consenso de analistas.
  • Profesional anónimo: no acudir a la opa de exclusión y no vender nada. 5500 millones es infravalorar la acción
  •  Rretro Magnum Sicav: si la opa es a 13.5 – 14 acudir, por debajo no
  • XTB : ve que va a ser difícil que a la acción la valoren sustancialmente por encima de su valor de mercado, vamos que redondear una prima y a correr.
  • fuente: Finanzas.com

Nosotros creemos que el precio de la OPA será muy ajustada y va a enfadar a los minoritarios y también a las manos fuertes pero estas tendrán que soltar y si estas sueltan los minoritarios están perdidos y como las lentejas, en este caso o vendes o las regalas. Mucho nos tememos que Daniel Yu haga otra muesca en su pistola hunde-empresas. Por cierto no hemos sabido nada de nada con respecto a la demanda de Grifols en un tribunal de Nueva York no sabemos si la ganó, perdió o se archivó al no ser admitida a trámite, quedó en el limbo jurídico.

Si las manos fuertes por un casual no venden pues Grifols es lo que es una empresa financieramente a la deriva y altamente endeudada y Oaktree querrá cobrar lo que le ha prestado para que atienda a los vencimientos de su deuda corporativa.  Para luchar contra una opa de exclusión se requiere la unión de sus accionistas institucionales porque los minoritarios pintan la mona. Pero claro los gestores de fondos con capital en la empresa tienen información financiera por lo que saben al céntimo a lo que se debe poner el precio de la OPA , para un minorista será un robo pero para ellos una pérdida que deberán asumir sus clientes para quitarse el muerto de encima y no tener un valor en estado de coma profundo.

ACTUALIZACIÓN 15.30 HORAS 

Leemos en Eleconomista.es que Melqart y Blacrock dos institucionales con fuertes posiciones en Grifols comunican a la CNMV que han comprado acciones, tampoco en cantidades llamativas o excepcionales pero es un aviso a Grifols-Brookfield de que igual si pensaban en un precio lo más próximo a 10 euros van a tener que subirlo si quieren sus acciones.  Lo negativo hubiese sido lo contrario que ya empezaran a deshacer posiciones que sería lo fantástico para los interesados en la exclusión de la compañía.  Hay que tener en cuenta que si los Grifols tienen un 30.8% y los fondos y bancos un 65% lo que tienen los minoritarios no llega al 10%, de ahí que esta compra de acciones les puede venir bien a ellos porque será la única forma de aumentar el precio de la OPA o al menos que no sea tan bajo como se teme.

Brookfield necesita el 45% de las acciones para excluir la acción de la bolsa porque ya el 30% se lo asegura los Grifols.

La fuente para ello dice lo siguiente:

El diseño de la operación pasa por la posibilidad de tener que lanzar dos opas. En primer lugar, Brookfield y los Grifols deberán lanzar una opa voluntaria en la que supeditará, al menos, el éxito de su propuesta a la adhesión de la mayoría del capital (50% más una acción). Con los datos de cotización actual, el fondo canadiense y la familia tendrían que hacer una oferta de, al menos, 6.000 millones de euros (valor actual del laboratorio) si quisieran conseguir el 100%.

Esta primera ofensiva podría habilitar una exclusión de la compañía de bolsa si se alcanza una aceptación del 75%. De no ser así, el fondo y los Grifols deberían lanzar una segunda opa, en este caso de exclusión, previa autorización de la junta de accionistas, en la que únicamente bastará con imponerse por mayoría simple. Se trataría de un caso similar al que ha sucedido recientemente en la adquisición de Applus por parte del consorcio Amber, formado por ISQ y TDR.

El proceso deberá superar los escollos regulatorios habituales, como las autorizaciones pertinentes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y sus homólogos extranjeros -como el de Estados Unidos- y la Junta de Inversiones Exteriores (Jinvex), organismo dependiente del Ministerio de Economía.

 

PUBLICIDAD (google adsense)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.