Crash-test de coches ¡¡ a 200 km/h !!

Las pruebas de resistencia y choque a vehículos para comprobar su impacto e incidencia en las personas que se encuentren dentro del mismo que se realizan por Euro NCAP, NHTSA o IIHS –por citar los 3 más conocidos– tienen el punto en común que se realizan a bajas velocidades –en torno a los 60km/h o menos según la prueba– pero, ¿que ocurriría si dichas pruebas se realizasen a velocidades superiores?

Los comentarios están cerrados.