La diferente la forma de corregir entre Bankia y Caixabank

Queda claro en el siguiente gráfico la forma de corregir de una y otro y quien ofrece mayor garantía y seguridad al inversor en dos o tres sesiones como las últimas Caixabank volvería máximos del 2017 a 4.3 , sin en embargo a Bankia le costaría mucho más llegar a los suyos. Y luego está la figura, la de bandera de caixabank es mucho más atractiva que  la de Bankia que no hace ninguna clara.

Bankia es solo mantener

Bankia es controladamente bajista, o no alcista según como y quien la mire. Estructuralmente ha hecho su rebote al 61,8% de todo su desplazamiento bajista de 5.80 a 2.16 euros, y tras esta recuperación o rebote según y como quien la mire se ha puesto a corregirlo también. Hasta  que no supere la zona de los 3.80 euros no podríamos suponer que ha puesto un tercer movimiento en marcha en este caso alcista.

Si se tiene no vemos problema en mantenerla en cartera, si no se tiene creemos que hay otras entidades que lo han hecho y están haciendo  mejor y si Bankia sube ellas subirán más. Y si no se tiene claro y se es alcista se compra un ETF uno con muchos bancos europeos y santas pascuas de alegría. Por el momento solo podemos decir que no tiene interés para nosotros meterlo en cartera hasta como decimos demuestre o confirme  algo de fuerza o tendencia.

Bankia tiene que ir a por los 4 euros

Se ha sabido del fuerte convencimiento alcista de Bestinver en la acción de la entidad, nosotros por técnico cuando menos tiene un pullback a 4 euros y luego ya de ahí a máximos. Fijaos por cierto donde fue el último techo relativo de la acción justo en el 61,8% de rebote tras su desplazamiento bajista precedente, nos parece rigurosamente ordenada y obedeciendo niveles  claramente previsibles, por lo tanto si sigue así, a 4 euros y luego a 4.5 euros:

 

¿El caso del almacén de gas natural ‘castor’ toma nuevos rumbos?

Como recordarán, el almacén submarino de gas natural –cercano a la costa de Castellón– fue paralizado en 2013 por su presunta implicación en una inmensa cantidad de terremotos que comenzaron a producirse en la zona, estipulandose por el gobierno una compensación económica para la constructora ACS y sus socios –pese al fiasco del proyecto– bastante cuantiosa, de unos 1400 millones de euros, que contó con el beneplácito de la banca española –Caixabank, Santander y Bankia– dado que financiaron dicha “indemnización“.

El “problema” viene porque el Tribunal Constitucional tumbó en diciembre de 2017 el decreto que permitió compensar en 2014 dicho fiasco, por lo que toda la operación de financiación del pago –ya que el dinero fué “adelantado” por los bancos– está en el aire.

Asi pues, desde diciembre, los bancos que adelantaron el dinero –Santander, 700 millones; Caixabank, 400 y Bankia, 250 han mantenido contactos entre sí y con la Administración para buscar una solución al problema, y a ser posible, sin estridencias. También ha habido contactos con el gestor del sistema gasista Enagás que se hizo cargo de la deuda del proyecto y actuó como colocador de la misma ante las entidades financieras, pero de momento pasan los meses y no ha habido frutos aparentes.

Lo último del caso es que la CNMC –encargada de canalizar 80 millones anuales en pagos a la banca durante un periodo estimado en 30 años– tras la sentencia del Constitucional, paralizó los pagos –entre seis y siete millones al mes– e incluso sus servicios jurídicos estudian además si procede reclamar las cantidades pagadas por Castor o al menos, las que se han pagado en forma de liquidaciones provisionales.

Durante meses, todas las partes se han mirado de reojo: el Ministerio de Energía remitiendo a la CNMC; la CNMC esperando una solución por arriba y Enagás defendiendo que su papel en la operación fue muy limitado. Y los bancos, sopesando hacía dónde apuntar las baterías legales en caso necesario, aunque lo ideal -para las entidades financieras afectadas- lo ideal seria que el Gobierno articulara una salida mediante una norma legal negociada en el Parlamento, una vía que no va parece posible, según citan en la fuente del articulo original que pueden leer íntegramente pulsando aquí.

¿Bankia o Sabadell?

A juzgar por las series nos parece algo más saludable y relativamente más seguro Bankia que Sabadell, la superación de los 4 euros tras un triple mínimo 3.8 de media nos deja el stop loss muy claro, sin en cambio Sabadell si no sube pues no puede hacer un quinto bajista cuando nosotros ahora mismo creemos que ha terminado una típica abc.

Precio objetivo Sabadell zona 1.85 euros, Banka 4.3 – 4.7 euros. Mayor riesgo Sabadell dado que si falla se puede ir al 61,8% de todo su tramo alcista iniciado en octubre 2016. Es que en esta casa siempre miramos hacia abajo es decir lo que podemos perder si nos sale mal la operación  y no lo que podemos ganar.

Bankia bajo 4 euros es más amenaza que oportunidad

Tiene un margen  de dilatación hasta 3.81 para quien tenga tampoco salga corriendo pero si lo pierde buscará los 3.67 euros, bajo la EMA 200 y con el MACD amenazando inmersión bajo línea cero en un mercado como el Ibex, lo dicho salvo que el mercado se venga arriba otra vez mejor dejarla donde está y a ver si quien la quiere tiene la suerte de pillarla en el objetivo que creemos técnico.

Eso si la acción no es bajista ni se ha deteriorado está consolidando su tramo alcista precedente daros cuenta que la acción se dobló desde el Brexit. Paciencia a los que la tengan en cartera y si la cosa se pone fea una buena estrategia creemos que sería vender cfds  para cubrir antes que vender la acción para salir.