Proximo idioma co-oficial en España: el chino

Hay un desembarco masivo de inversores asiáticos en nuestro país, que abarca casi todo –desde grandes rascacielos hasta promociones turísticas, pasando por activos logísticos, hoteles, centros comerciales e, incluso, desarrollos residenciales– y hablamos de una “invasión” que, sólo en este 2015, ya alcanza los más de 900 millones de euros de inversión.

Los inversores asiáticos no solo muestran interés en activos en rentabilidad convencionales, como las oficinas o la logística, también están analizando activos más alternativos, ya sea ligados al ocio, como los ‘resorts’, parques temáticos y hoteles; al sector salud, como los hospitales y clínicas, o a infraestructuras, como aeropuertos. Tampoco tienen una gran barrera ni encuentran demasiados inconvenientes en asumir riesgo promotor, pues analizan también tanto desarrollos residenciales como actuaciones comerciales terciarias“, explica Patricio Palomar, director del departamento de Office Advisory y Alternative Investment de CBRE, añadiendo “aunque haya sido en los últimos dos años cuando los inversores asiáticos han desembarcado con fuerza en el sector inmobiliario español, hace tiempo que están llamando a la puerta

Fuente: elconfidencial

Los comentarios están cerrados.