¿Timo, realidad, o ambas cosas?

Un residente de Ibiza se encontró con una desagradable sorpresa en el aeropuerto de la isla pitiusa al pedir un “sándwich premium” en uno de los establecimientos; al recibir su pedido, dentro del citado sandwich sólo había una triste loncha de jamón york decorada con unos restos de lechuga, tal y como pueden ver.

Indignada, no dudó en compartir la foto “de tan exquisito manjar” por el que le crujieron 6,05 euros en las redes sociales, donde ha sido catalogado desde tomadura de pelo al consumidor a otras cosas mucho más heavys…

Fuente:  lasexta noticias

Comentarios

¿Timo, realidad, o ambas cosas? — 3 comentarios