Arabia Saudí en el ojo del huracán del 11-S

El expresidente George W. Bush ordenó en 2002 mantener en secreto 28 páginas sobre las investigaciones de los atentados del 11-S, las cuales Barack Obama desde 2014 –presionado por familiares de las víctimas de dichos atentados– está tratando de desclasificar, en un proceso “todavía en desarrollo“, citaba The New York Times en un informe publicado el viernes.

Algunos medios ponen énfasis en la necesidad de desclasificar las referidas páginas porque los estadounidenses aun no saben exactamente por qué razón 15 de los 19 secuestradores participantes en los atentados contra las Torres Gemelas en Nueva York eran ciudadanos de Arabia Saudí y si eso demuestra o no la implicación de Arabia Saudí en dichos atentados de alguna forma. De hecho, el ex-senador estadounidense Daniel Robert Graham –responsable del comité de investigación del Congreso-, desde hace mucho tiempo ha estado afirmando que existen evidencias que manifiestan la complicidad de instituciones y personas de Arabia Saudí en los hechos, más allá de la nacionalidad de esos 19 terroristas citados.

The New York Times indicaba en su articulo que aun así seguian existiendo dudas sobre el papel desempeñado por una serie de organizaciones de beneficencia patrocinadas por la monarquía saudí, que supuestamente mantienen vínculos con Al-Qaeda, así como otros detalles.   Fuente:  The New York Time / HispanTV

Los comentarios están cerrados.