A las firmas de inversión no hay que hacerles mucho caso

Las hay grandes, pequeñas y medianas, toda empresa teme que un Goldman, un JP Morgan, o el estratega jefe de una gran entidad o gran fondo de inversión tosa con respecto a un activo, empresa o sector, lo curioso es que muchas pequeñas emiten unos análisis mucho mejor documentados y certeros sobre algo tanto de corte fundamental como técnico y no se les hace puñetero caso porque no son nadie y nadie les va a leer.

Goldman tiró un 10% a Repsol tras su último plan estratégico espantando a raimundo y todo el mundo de la acción dado el peso específico de la firma de inversión en el orbe financiero al recomendar VENDER , el viernes pasado lanzó una orden contraria COMPRAR y claro fue el valor estrella del Ibex.

Ahora donde dije Diego digo digo .. “Creemos que los precios del petróleo más altos, combinados con el viento de cola de unos precios del gas más altos en Estados Unidos y un entorno robusto en el negocio de producción y refino impulsará las ganancias y la generación de cash” y a correr chavalillos. Cuidado esto no es una crítica al cambio de opinión por favor, claro que hay que cambiar la opinión si el mercado cambia, esto es una llamada de atención a todos los consumidores bursátiles para que tengan claro que lo que diga un gestor o el dueño de una empresa de inversión no es una verdad revelada y tengamos todos que decir AMEN.

PLAN ESTRATÉGICO REPSOL 2016-2020

Moraleja: menos escuchar a expertos a sueldo y más ver el gráfico “y los fundamentales de la empresa” que hay mucho desahogado u sobrado que confunde la gimnasia con la magnesia y no valora en su justa medida la emisión de informes al mercado. Igual crítica le hemos hecho a las Agencias de Calificación que cuando algo entra en caída libre nos dice que es bono basura .. bono basura nos lo tiene que decir arriba no abajo, de ahí que más que asesorar u informar a inversores lo que realmente hacen es de catalizadores para la opinión contraria, Rusia dejo de bajar cuando ellos dijeron que era bono basura, Brasil dejó de bajar cuando dijeron que que era bono basura. La credibilidad por tanto es tendente a cero.

En fin que en estos días pre-navideños Repsol vuelve al soporte perdido a primeros de 2015 es decir a precio de hace dos años.

Nota: al precio hay que hacerle constar dividendo de 0.62 euros, lo que haría dar por conseguido el retroceso del 61,8% de Fibonacci.

Comentarios

A las firmas de inversión no hay que hacerles mucho caso — 3 comentarios