Reduciendo el consumo de alcohol y drogas en adolescentes

En Islandia, su consumo de alcohol y drogas se ha reducido radicalmente en los últimos 20 años; ellos saben cómo detener el abuso de sustancias en la adolescencia, y aunque otros países lo intentan, sólo Islandia lo ha conseguido en tan poco tiempo.

El psicólogo Gudberg Jonsson afirma “hace 20 años, nuestros adolescentes estaban entre los jóvenes que más alcohol consumían de Europa; no se podía caminar por las calles del centro de Reykjavik un viernes por la noche porque cualquiera se sentía inseguro, con hordas de adolescentes borrachos por doquier. Hoy en día, Islandia encabeza la tabla europea de los adolescentes que viven más saludablemente; el porcentaje de adolescentes entre 15 y 16 años de edad que han consumido alcohol en los últimos 30 días, ha caído del 42% de 1998 al 5% actual de 2016; el porcentaje de los que han consumido marihuana alguna vez se redujo del 17% al 7% en el mismo periodo, y los que han fumado cigarrillos pasaron del 23% a sólo el 3%

¿Como han conseguido ese logro? … por una parte, potenciando el desarrollo de instalaciones deportivas gratuitas para adolescentes así como todo tipo de actividades extraescolares también gratuitas “les enseñaremos todo lo que quieran saber, música, danza, hip-hop, ciencia, manualidades, artes marciales, etc. con vistas a que estas clases les proporcionen alteraciones en la química del cerebro, que es lo que desean con drogas

Y por otra parte, otro pilar del éxito fue la modificación de leyes; se convirtió en ilegal vender tabaco a menores de 18 años y alcohol a menores de 20 –prohibiéndose además todo tipo de publicidad sobre tabaco y alcohol-, se reforzó el vínculo entre padres y escuelas mediante asociaciones obligatorias de padres que, por ley, tenían que ser establecidas en todas las escuelas y donde los consejos escolares debían contar con representantes de los padres, obligándose a asistir a charlas sobre la importancia de gastar una cantidad de tiempo con sus hijos y hablar acerca de sus futuras vidas, impartiendo conocimiento y amistad en la relación padres-hijos, obligándoles también a mantenerles en casa por las noches –incluso se aprobó una ley vigente en la actualidad que prohíbe estar en la calle a niños menores de 16 años pasadas las diez de la noche–  fuente: mosaicscience

 

Los comentarios están cerrados.