Microsoft es un no parar

La empresa de Bill Gates duplica beneficios en el segundo trimestre con respecto al del año pasado gracias a su concepto “nube”, es y sigue siendo alcista a todos los plazos y julio también lo cerrará en máximos históricos, y lo que es mejor ya pocos dicen que son histéricos. Desde luego hay otro hombre tan feliz o más que Gates, es su amigo Buffett que tiene un buen trozo de la empresa cogido para su Berkshire, seguro que llamo a Bill para felicitarlo y para darle una nueva aportación a su fundación que eso en la hacienda estadounidense desgrava.

Lo malo es que está tan alta que es prácticamente incomparable tanto por su alto precio  claro como porque no hay papel porque sus inversores no lo sueltan. Si por el fundamental está bien por el técnico no hay ni divergencia bajista en su carrera alcista desde la rotura de su techo del 2000. Como diría Jesulín dos palabras “in-prezionante”.

No entiendo la verdad que con estos números y esta bonanza la empresa despide a miles de empleados, quizás sea para eso, para ganar más vendiendo más y gastando menos también.

 

Los comentarios están cerrados.