“Me cag* en la put*”

harrierEstas fueron según la conversación de radio grabada entre la torre y el aparato las últimas palabras del Teniente de Navio Raul Pampillo Veiga el 3 de diciembre de 1989 cuando a tan solo seis millas (cuatro segundos de la cabecera de pista) se aproximaba a la base de Rota con su Harrier Bravo para tomar tierra. ¿Qué sucedió? que literalmente se esfumó del cielo, no aparecieron jamás restos de ningún tipo pese a la cercanía manifiesta a tal base militar.

Nada puede esfumarse a seis millas( a cuatro segundos de un aeropuerto)  y no encontrarse, el aparato cuenta con traspondedores y radio balizas por si cae al mar, nada, simplemente se evaporó en el cielo,  es más estaba a nivel de contacto visual, pues salió la Armada española y la estadounidense a la localización con todo tipo de medios y nada, absolutamente nada.

El 5 de agosto de 1992 un edicto judicial del Puerto de Santa María declaró muerto al piloto sin encontrar al difunto  y mucho menos a tan costosa unidad de combate aéreo.

Las hipótesis más plausibles son dos (un rocambolesca y la otra simple pero ..)  para mi cabría incluso una tercera y sería la de  “pensando mal” que sinceramente me creo menos que las dos anterior  la de una rocambolesca concatenación de hechos donde el avión cae al mar y por el temporal engullido hacia el fondo donde luego lodazales entierran el aparato en el fondo marino bajo toneladas de sedimentos, preguntado por esto a especialistas dicen que es imposible tantos fallos juntos técnicos y humanos.

Luego está la alienígena, es simple, abducción por entidades extraterrestres, preguntado a especialistas callan, no dicen que no, ni que es imposible. De la zona partió una de las oleadas OVNIs más importantes de los últimos tiempos a nada después, precisamente con origen en Conil de la frontera.

Desde luego servidor quiere y desea que la primera hipótesis sea la respuesta a este enigma aéreo, habría una tercera,  la fuga a Marruecos, Argelia o Tunez en vuelo a ras de agua (en pleno temporal)  con el aparato para venderlo e irse al caribe luego el piloto, o ser ejecutado a saber las  coacciones y amenazas que pudiera haber recibido si ese fue el encargo, esto me parece ofensivo a la memoria del profesional pero es que no habría una cuarta desgraciadamente.

Comentario de un piloto al respecto de este caso

El piloto no tiene que ponerse de acuerdo con su radio baliza, para que ésta se ponga a funcionar. Un “Harrier” cae al mar, y la posición es recibida por transmisión de este sencillo aparato.
Ni durante la noche, ni a la mañana siguiente, apareció rastro alguno del avión ni de su piloto en las inmediaciones de la playa que fue meticulosamente observada.
Precisamente si adverso era el tiempo, no podría ser mejor para encontrar restos todo ello que ese tipo de temporal tiende a remover los fondos marinos y expulsar hacia el exterior todo tipo de materia, se le suele llamar temporal con mar de fondo. Independientemente, todo lo que existe en superficie, que flote, es llevado hacia la orilla. Por citar un ejemplo, un buque, inmerso en semejante mar y sin gobierno, habría sido arrastrado hacia la costa, y habría varado o hundido, hecho cuarteles.
En tributo a Raul Pampillo Veiga  donde quiera que esté y como esté porque en esta historia parece que a todos les ha interesado más el misterio que el hombre.

Los comentarios están cerrados.