Un mirlo blanco entre cisne negro

Me extrañó tanto que Moodys diera su máxima calficación crediticia a Core del Sur en un momento que las anda rebajando todas que me he ido a mirar el gráfico de su selectivo;  el KOSPI en su versión más generalista y además en gráfico mensual para ver a toda perspectiva la estructura de su mercado.

Y la verdad que Moodys no ha hecho más que premiar una estructura de su mercado financiero, en estos últimos años. Desde luego entre 2011 y 2015 no ha hecho nada en cuanto a retornos absolutos se refiere pero su forma de consolidar el tramo alcista precedente que si fue muy vertical y duró dos años.

El Kospi tiene una cosa buena y otra mala, la mala es que depende de las economías emergentes su dibujo es parecido, pero la buena es que su comportamiento técnico es mejor y gestión pública y política fianciera es mucho mejor y racional que todas las de su zona geográfica, vamos que Corea del Sur se parece más a Japón que China.

Ahora con el respaldarazo de Moodys va a ser una de las pocas economías asiáticas por no decir al única que va a recibir dinero del exterior y lo mejor; confianza en su modelo económico-financiero de lo que adolece China y Japón porque Japón de acuerdo no ha hecho un año malo pero su deuda sobre PIB es una bomba de relojería que tarde o temprano va a estallar.

KOSPI 21 DICIEMBRE 2015

Los comentarios están cerrados.