¿Se cumplirá nuestra profecía financiera?

En el verano del 2015 decía servidor que el mundo acabaría suplicando que el petróleo volviera a subir, la verdad es que el petróleo ha seguido bajando y bajando  pero en vez de preocuparnos menos ya que el ahorro en energía aumenta márgenes comerciales positivos resulta ser que para Occidente ha sido una catástrofe ya que ni EUROPA ni USA ni EMERGENTES han obtenido rédito alguno aparente del colapso del precio del crudo, es decir ni ha aumentado el consumo ni la inversión, es más el sector primario no energético que tendría que haber incrementado sus ventas y proyectos futuros resulta que se hunden por falta de demanda, consumo o inversión.

Esta situación para nosotros paradójica creemos que se resolverá tratando de subir al crudo por lo civil o por lo criminal, la inflación preocupa a los Bancos Centrales y estos pueden haber mantenido conversaciones con las principales Ceos de las mayores casas de inversión y creación de mercado del mundo para que digamos condicionaran una elevación financiera en los mercados de futuro del crudo, ya que a estos precios iba a perjudicar a todas las partes en términos globales.

De acuerdo el cliente final es decir el consumidor es el perjudicado pero si se le explica que si persiste su actual ahorro el estado tendrá que hacer los correspondientes ajustes presupuestarios en su contra pues como decía mi abuela las gallinas que entran por las que salen. Al final va a suceder que el gasofa volverá arriba porque hay que tenerlo alto o a precios abusivos de forma estructural,  ya que es parte de las máquinas tragaperras que tiene los estados instaladas en su territorio. Tal cual, El combustible a fin de cuentas es un impuesto indirecto básico para la financiación de una nación como la de tabaco o bingo de un Bar.

portada barrons

 

Los comentarios están cerrados.