¿Que nos queda de la sanidad “franquista”?

Pues queda más de lo que parece; en leyes, por ejemplo, la General de Sanidad de 1986 aprobada con el exministro socialista Julián García Vargas hereda la esencia de la asistencia médica y benéfica en España de los tiempos del autoproclamado ‘Generalísimo’. En infraestructuras, no pocos de los grandes hospitales públicos de gestión directa que hoy sobresalen en los principales ranking fueron construidos durante la dictadura. Y la influencia, por último, de los personajes de la historia política y profesional de aquel periodo en el campo de la sanidad hace que todavía resuenen sus nombres en el imaginario colectivo del sector, sin olvidar a los médicos que impulsaron el sistema formativo MIR, una de las joyas de la corona del sistema sanitario.

Cuando hablamos con cualquier figura de renombre que vivió en 1ª persona la sanidad franquista –hoy ya septuagenarios-, la respuesta sobre qué ley dio pie al sistema sanitario público no deja lugar a dudas: el Seguro Obligatorio de Enfermedad SOE, convertido por el Ministerio de Trabajo en norma el 14 de diciembre de 1942, siendo ésta normativa una de las semillas de la sanidad casi universal y gratuita que –de momento– hoy conocemos en España.  Y es que al SOE lo precedieron varios seguros que todavía benefician a algunos españoles, como es el Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez por citar uno ya mítico, entre otros más, cuyo conglomerado hizo que naciera la Seguridad Social y poco después, el Sistema Nacional de Salud actual, y todo ello sin olvidarnos del hito que puso a España entre los países europeos con mejor capacitación técnica, condensado por las siglas MIR -médico interno residente-, el sistema formativo cuyos orígenes se situan a mediados de los 60 y que tan buenos especialistas ha dado a la Sanidad nacional.

Puede seguir leyendo el resto de éste interesante articulo en su fuente “revista médica” pulsando aquí

Comentarios

¿Que nos queda de la sanidad “franquista”? — 2 comentarios

  1. A ver cuando en este pais se podra estudiar y analizar el periodo franquista de manera desapasionada y con objetividad. Un hecho historico con sus causas y consecuencias.

  2. Yo tengo claro que lo mejor de España es su sistema público sanitario (seguido a distancia por el sistema de pensiones).
    A ver lo que dura así, porque con una población que envejece a marchas forzadas, y las cuentas públicas tal y como están, será un milagro que dure tal y como lo conocemos (ojalá me equivoque).