Al gurú Mark Faber le tienen tomada la matrícula

Hay analistas que son tomados ya directamente como indicadores de sentimiento contrario y cuando hablan mal de la evolución de los mercados estos como muchas veces se dice en esta página lo deja en ridículo. Vean una infografía donde han anotado lo que ha dicho para luego ver el comportamiento del mercado, esto es una aplicación práctica del dicho que de bolsa nadie sabe nada, y da grima cuando ve uno vídeos por ahí de analistas que se creen los amos del mercado y conocedores de las pociones mágicas para ganar siempre en los mercados financieros.

Al final ellos mismos se contradicen y quedan en evidencia, si tanto se sabe, si tanto se controlan y dominan los mercados y se tiene un corral de gallinas de los huevos de oro porque andar por ahí mañana tarde y noche vendiendo huevos de plomo pintados de amarillo en cursos, libros, seminarios muy caros. ¿Alquien de vosotros cree realmente que quien tiene la gallina de los huevos de oro la vende para que se los ponga a usted? ¿Usted no cree que si ese señor analista tuviese la gallina de los huevos de oro no se la habría comprado ya las grandes manos del mercado? ¿O las grandes manos del mercado lo tendrían a él como gran gestor o ceo de sus fondos y no dando cursos por capitales de provincia?

Por favor señores .. que esto va de pico y pala, mono y casco de trabajo … de nada y guardar la ropa, de atacar al mercado cuando está en tendencia y defenderse de él con coberturas cuando pintan bastos. Lo que hoy se diga en Bolsa mañana no vale para nada, lo que hoy es ley mañana agua de borrajas. Por eso es tan apasionante y engancha tanto este mundillo, porque todos los días son diferentes, no existe la rutina, es como en una clínica no hay dos pacientes con la misma evolución patológica aunque su enfermedad sea la misma. e incluso una medicina o una intervención quirurgica a que a uno lo salvaría al otro lo mataría.

Por favor flitren todo, no le hagáis caso a nadie y mucho menos a esta página. El verdadero éxito en este negocio se tiene cuando ya no hace falta contrastar nada de nadie porque nuestra sapiencia y experiencia personal ya responde por si misma. Es como cuando el piloto tiene muchas horas de vuelo ante cualquier incidencia ya sabe lo que pasa y cómo tiene que actuar sin que se lo diga el manual, o la torre de control más cercana, mientras no se llega al grado óptimo de experiencia hay que consultar, contrastar y verificar todo antes de actuar por uno mismo.

mark faber y el mercado

Los comentarios están cerrados.