Somos ricos pero solo sabemos contar dinero

Un mercenario francés se encontró una lámpara cavando para hacer una trinchera, dijo “caray como la de Aladino” la voy a frotar a ver si me sale un genio .. y efectivamente le salió un genio y le dijo “te concedo un deseo pero a cambio de una condición” el mercenario pasmado dijo “que me des  20 millones de euros en diamantes  para no trabajar más en la vida y vivir de las rentas”

El Genio dijo “hecho pero mi condición es que a cambio de ese dinero me des tus ojos para un rico mercader que perdió los suyos en una reyerta” . El mercenario contrariado le dijo “para que quiero entonces el dinero si no puedo ver como lo disfruto” a lo que el genio contestó “tienes un tesoro que no vendes ni  por 20 millones de euros y no lo sabías porque para ti la riqueza es solo dinero para gastar”.

Meditadlo. Es una cuento de toda la vida ligeramente troquelado por servidor.

Los comentarios están cerrados.