No hemos aprendido nada ni tan siquiera de nuestros propios errores

Este discurso de Charles Chaplin en el film del gran dictador de  hace más de 75 años podría tener plena validez hoy, total y absoluta para definir en lo que hemos convertido el mundo, nuestra realidad,  si, usted y yo, no hay que echarle la culpa a nadie más porque los pecados amigo se comenten  por hecho u omisión, si bien no somos culpables de haber hecho nada contra nadie si somos culpables por haber permitido que otros lo hagan. Vivimos en un mundo brutalmente injusto y solo nos preocupamos por tratar de cumplir un ciclo vital decimonónico impuesto por un sistema que no hemos sabido corregir en sus fallos  ni potenciar en sus aciertos para que llegue al máximo número de seres humanos. Quizás y a fin de cuentas tenemos lo que nos merecemos pero otros muchos no merecen ser  lo que son ni las miserias que les hemos dejado tener.

 

Comentarios

No hemos aprendido nada ni tan siquiera de nuestros propios errores — 3 comentarios

    • Gracias por apreciarlo y recibir el mensaje Carlos. La gran mayoría ni se han enterado, estaban más preocupados si subía cinco puntos un índice o una centésima su posición. Pones una obra maestra del pensamiento humano y ni han reconocido al autor ni agradecido su mensaje, a mi no claro yo solo copio y pego. GRACIAS y un saludo.

  1. Ya por aquí de vuelta y veo que con buenos artículos por no variar.
    Yo estoy completamente de acuerdo con él mensaje y su contenido pero… ¿alguna vez el mundo ha sido diferente? Fuè diferente con los asirios, medopersas, babilonios, egipcios, griegos, romanos, comunismo, capitalismo, etc.
    Parece que el mundo ahora de repente es injusto. ¿Alguna vez fuè justo desde que existe el ser humano?
    El ser humano nunca fuè ni serà justo como especie. Otra cosa es lo que uno como individuo haga, pero como especie… es una utopía. Yo personalmente creo que el mundo ha sido un lugar mucho màs injusto y peor de lo que lo es hoy en día.
    Y reitero, espero se entienda el mensaje porque alguno entenderà que como las cosas son como son… pues no hacemos nada y no es ese el mensaje.
    Un saludo.