Duelo de cifras: paro registrado frente a EPA

Desde el comienzo de la crisis la cifra de paro registrado es sustancialmente inferior a la cifra de paro que proporciona el Instituto Nacional de Estadística a través de la Encuesta de Población Activa; por ejemplo en el año pasado las cifras fueron de 3.868.897 y 4.481.200 parados, respectivamente –una diferencia de 612.303 personas sin empleo– y las razones que explican esta disparidad son fundamentalmente dos:

>> No todos los parados se inscriben en los servicios públicos de empleo; principalmente sólo constan como demandantes aquéllos que están obligados por cobrar una prestación o subsidio de desempleo o participan en un programa de política activa de empleo.

>> Hay colectivos que se excluyen como parados registrados, pese a que el INE los puede contabilizar como parados. Un ejemplo son los trabajadores del campo que reciben un subsidio agrario por estar desempleados parte del año, y que pueden constar como parados si en la semana a la que se refiere la entrevista de la EPA declaran no tener un empleo, buscar trabajo activamente y estar disponible para ocuparse. La misma circunstancia puede darse entre los registrados que tengan su demanda suspendida, participen en acciones de formación, etc.

Al menos y por suerte existe otro dato que tiene menos inconvenientes al del paro registrado y se publica el mismo día para seguirle el pulso al empleo: el número de afiliados a la Seguridad Social. El pasado mes de mayo la afiliación media alcanzó los 18.345.414 ocupados, un 3,87% más que en el mismo mes del año 2016, según datos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, lo que encadena 42 meses de crecimiento.

Fuente:  economiaabierta

 

Comentarios

Duelo de cifras: paro registrado frente a EPA — 1 comentario

  1. TAMPOCO DICES, QUE POR EJEMPLO CUENTA IGUAL UN TRABAJADOR QUE TRABAJA 4 HORAS A LA SEMANA, DE LO QUE AHORA HAY MUCHO, QUE UNO QUE ANTES TRABAJABA 8 HORAS…

    LO MEJOR PARA SABER SI HAY MAS TRABAJO ES VER LAS HORAS PRODUCTIVAS Y CREO QUE EN ESO TODAVIA VAMOS A LA BAJA