11 – S el aniversario de una infamia

No nos olvidamos que hoy es 11 de Septiembre, sin duda fecha del inicio de la tercera Guerra Mundial y esta vez el enemigo no tiene estado, ni territorio pero si un ejercito invisible que puede atacar en cualquier sitio y  en cualquier momento con armas de muy bajo coste como desgraciada y recientemente hemos podido comprobar, pero los países occidentales mueven  contra ellos los mayores presupuestos de su historia para salvaguardar  nuestra seguridad.

Cientos de miles de muertos lleva esta cruzada cobrada, los aliados para alivar su temor han intervenido en zonas geostratégicas del globo tratando de podar el mal en origen pero lejos de conseguirlo ha afectado al equilibrio socio-político de  zonas muy sensibles  del mundo  que Europa paga el precio de errores de cálculo con el recibo de inmigración masiva.

De tener a los talibanes como padres de la patria afgana equiparables a los padres de la patria estadounidense, esto lo llegó a decir Ronald Reagan porque los quería armar y financiar para evitar que Rusia tomara el control de la zona , y  dos décadas después tratarlos de borrar del mapa con bombardeos sistemáticos da cuenta del error de cálculo de los EEUU.

En la conspiranoia se dice que el 11-S fue un atentado de falsa bandera tan típico y tópico de los EEUU como  lo hicieron en la guerra de Cuba, en la primera y en la segunda guerra mundial , en Corea y en Vietnam. Ni creemos ni dejamos de creer nada, pero si es cierto que son más las preguntas que quedan por contestar que las respuestas ofrecidas verazmente a la opinión pública. Ahora ya da igual el culpable  si fueron unos como los otros fue una  infamia, fue un crimen contra la humanidad.

Este vídeo es por las preguntas que muchos se hacen y siguen sin ser respondidas por nadie, y no se las hace la opinión pública solamente, ni quien ve un documental con un mínimo  espíritu crítico del atentado,  se la hacen expertos en todas las disciplinas por ejemplo ingenierios, arquitectos, pilotos, militares … hacer  creer que todo fue una casualidad o  una concatenación de acciones y reacciones inesperadas pues es hacer mucho creer.  El 11-S es un puzzle irresoluble porque hay que piezas que no encajan para hacer la foto final de la tragedia.

Eso si, también tienen que reconocer los conspiranoicos que se han dicho muchas mentiras, bolos, bulos hasta idioteces paranoicas dichas por tontos  para tontos de capirote hasta  el punto de aumentar el dolor de las familias y amigos de las víctimas. Una cosa es no creerse o desconfiar de la versión oficial del suceso y otra que los EEUU diseñaron a escuadra y cartabón desde el despacho oval o una oficina del pentágono o la CIA la masacre de más de tres mil personas a los ojos del mundo y en directo.

 

Los comentarios están cerrados.