Soñar es gratis “por el momento” hasta que Rajoy no diga lo contrario

Advertisements