Especular en tiempos revueltos

Existen innumerables y célebres citas financieras en el refranero que muchas veces oímos y no nos paramos a analizar. El refranero español es rico, variado y extenso, pero ya que el mundo financiero, históricamente es en su mayoría anglosajón, nos centraremos en este artículo a su también extenso cajón de citas y refranes. Tampoco es fácil a la hora de hacer una selección conocer la fuente original de los refranes ya que muchas veces nacen en boca de autores desconocidos y otros más conocidos se apropian de ellos y viceversa, obviaremos por tanto en la mayoría de los casos al autor de las citas

Una de mis preferidas ”Sell in May and go away”. Qué bien le habría ido a muchos gestores en la última década aplicar esta máxima. Sería sin duda un tema interesante a tratar en una mesa redonda compuesta de economistas, financieros y sociólogos.

“Buy the rumour, Sell the news”. Los rumores hacen subir las cotizaciones, cuando llega la noticia, generalmente ya es demasiado tarde para hacer dinero. Sam Weinstein dijo “Cuando todo el mundo sabe algo, no merece la pena saberlo”. Otro tema es como tratar las noticias, no olvidemos que los periódicos tratan de vender periódicos. Si sienten que el público está asustado venderán temor, si sienten en cambio, que el público es alcista, venderán optimismo.

“Wall Street predicted nine of the last five recessions”. No sé de cuando data la cita en cuestión pero se han quedado muy cortos si lo miramos con un poco de perspectiva temporal.

“Nobody is more bearish tan a sold out bull” El gestor, al igual que el periodista, trata de vender. Uno periódicos, otro su estilo de gestión. Cuando un gestor está fuera de mercado suele mantener un mensaje catastrofista. Así que a partir de ahora cuando alguien le hable negativamente del mercado la primera pregunta que debe hacerle es cuál es su posición en el mismo (y viceversa)

“In a bear market, the winner is the one who losses least” a lo cual replicaría “mal de muchos consuelo de tontos”. Que un gestor pierda dinero  en un momento determinado entra dentro de lo normal y razonable, si no perdiera dinero nunca, no sería gestor, sería cliente. Pero lo que no es aceptable es que su excusa sea “he perdido menos que el mercado”.

“Everyone is a long term investor until the market goes down”. Cuando caen los mercados, permítanme acudir ahora a una cita muy española, “marica el último”.

“The public is right during trends, but wrong on both ends” Todo el mundo es un gran gurú cuando todos los activos financieros suben sistemáticamente, pero qué difícil es gestionar en los extremos. Y no caiga en el error de preguntar a su vecino. El siempre gana cuando el mercado sube y está fuera cuanto se colapsa

“The market can remain irrational longer tan you can remain solvent” La irracionalidad de los mercados es la excusa perfecta para justificar resultados catastróficos. Y cuando considere que los mercados están baratos o que una compañía es una ganga porque cotiza por debajo de su valor contable, no se sobre apalanque para tratar de recuperar las perdidas, recuerde que todavía puede ver los mercados mucho más baratos

“Its not your salary what makes you rich, its your spending habits” Que fácil ha sido apalancarse en esta última década para tener una casa, un coche o un capricho. Ahora muchos se darán cuenta de lo lento que es desapalancarse

“Troubled waters make for good fishing”. ¡Suena desde luego mejor el refrán en castellano! Las crisis han sido históricamente grandes oportunidades para salir a pescar barato, pero solo para los que tienen liquidez. Como comúnmente se dice en las crisis “Cash is King”

La Sabiduría convencional también nos deja también comentarios y mensajes muy discutibles en muchas ocasiones. He oído muchas veces aquello de “mientras no venda un valor no he tomado ninguna perdida”. Debe de ser algo que dice la gente para dormir mejor por las noches. Una acción vale lo que marca su cotización al cierre de su sesión, hayas vendido o no. Lo demás son maneras de engañarse a uno mismo.

También la sabiduría popular se refiere al mercado inmobiliario como un mercado con menos riesgo y más seguridad que el mercado bursátil. También muy discutible. Una cosa es la percepción y otra cosa la realidad. No tenemos la percepción de que nuestra casa a caído hoy en valor un 20% porque no tenemos un letrero luminoso encima de la puerta valorándonos lo que alguien estaría dispuesto a pagar por nuestra casa en este preciso momento. Si lo tuviéramos alguno que otro se llevaría las manos a la cabeza

“Comprar bajo y vender alto”. Si esto es su filosofía para ganar dinero probablemente, o no ha comprado nunca o se ha arruinado varias veces. No se olvide que grandes fortunas se han hecho comprando alto y vendiendo más alto todavía.

Comúnmente vemos en la Industria una curiosa manera de actuar respecto a las inversiones con liquidez. Yo la denomino “Gestión Popular”. Se resume en algo muy simple: Gano…Vendo, Pierdo…Mantengo. Cuando uno va ganando en una apuesta bursátil se pone nervioso e inmediatamente quiere materializar las ganancias, en cambio cuando pierden suele aparecer el factor humano y emocional que hace que uno mantenga esas acciones “ad perpetum” hasta que vuelvan a su precio de coste. Sin embargo no olvide que los grandes gestores se distinguen por saber cortar las perdidas y lo que es más importante aún, saben dejar correr las ganancias. William O’Neill dijo “el secreto del éxito en los mercados está en perder lo menos posible cuando no hemos acertado”

Terminaré con una última cita con la que no estoy de acuerdo: “Dont wear Brown in Town” Por Wall Street no se suelen ver el marrón en la vestimenta de operadores y traders. No haga caso y enfúndese su traje de color beige cuando llegue la primavera

Jacobo Arteaga Fierro – BrightGate Capital