Bonos convertibles

Renta fija – Blanca Barón

¿Qué son?

Los bonos convertibles son un producto de renta fija y por tanto, otro método de financiación para las empresas. Su característica principal es que son bonos que pueden ser convertidos en acciones de nueva emisión. Sería como un híbrido entre una inversión en renta fija y una en renta variable. Como son canjeables por acciones, solo son un producto de financiación para entidades privadas, ya que evidentemente los entes públicos no pueden emitir acciones.

Ojo hay una diferencia clave entre bonos convertibles y bonos canjeables, y es preciosamente que las acciones a las que se convierten los bonos convertibles son de nueva emisión, mientras que en los bonos canjeables se convierten por acciones de autocartera de la empresa, es decir, en los bonos canjeables no se convierten en nuevas acciones. Por tanto, en los bonos convertibles, al convertirlo en nuevas acciones, sería como una ampliación de capital para la empresa y por tanto, se diluye el valor de acción cada vez que se canjean bonos por acciones.

¿Cómo funcionan?

Nosotros iremos recibiendo un cupón periódico pactado, con la posibilidad de canje. La rentabilidad del cupón es menor que la de un bono tradicional al tener la posibilidad y el derecho a ser canjeado por acciones. Cuando llega el día de convertir el bono en acciones, tendremos dos opciones: o bien convertimos el bono en acciones en caso de que su precio de ejercicio sea superior al valor de mercado de la acción, o bien mantenemos el bono hasta vencimiento cobrando los cupones ( cuidad porque, aunque no es lo normal, hay bonos en los que es obligatorio ejercer las opciones) .

¿Dónde se compran?

Normalmente se tienen que adquirir en las oficinas de las entidades financieras, ya que requieren la signatura del cliente.

¿Para qué tipo de inversor?

Puede ser para una persona que quiera reducir su exposición en renta variable, es una manera de estar a la renta variable pero con más seguridad. Bajamos la correlación de la cartera con la renta variable, pero nos beneficiamos si hay subida de mercado. También estaría enfocado a un inversor conservador, que le tiene más reparo a la renta variable, pero con los bonos convertibles tiene cierta exposición. De nuevo, se va a beneficiar de la subida sin asumir tantos riesgos, ya que tiene el respaldo de la renta fija.

Ejemplo: Compramos 10.000€ de un bono convertible del Santander que nos dan un 5% de cupón anual y es convertible en acciones a 5€/ acción. Por tanto, ganaremos 450€ al año con el cupón. Al finalizar el vencimiento, supongamos 2 años, podríamos escoger entre recibir los 10.000 de vuelta, o bien canjear los 10.000 por acciones del Santander a 5€, es decir, que recibiríamos 2000 acciones a 5€, y que evidentemente solo ejecutaremos en caso de que las acciones en el mercado sean más caras.

Advertisements

Los comentarios están cerrados.