Si se reducen las recompras aumentará la volatilidad; seguro

Zerohedge.com

“El 80% de las firmas S & P 500 están en sus ventanas de bloqueo de recompra, lo que significa que la volatilidad probablemente se mantendrá elevada durante las próximas semanas”.

Recompras a corto plazo

Al mirar el resto de 2018, Goldman es especialmente optimista, y pronostica que cuando vuelva a abrirse la ventana de blackout, espera que las recompras reanuden su fuerza acumulado anual “y aumenten un 23% año / año a 650.000 millones de dólares en 2018” impulsadas por fuertes flujos de efectivo corporativos y el impuesto de una sola vez sobre el efectivo en el extranjero que ha liberado una reserva de capital para posibles rendimientos para los accionistas. Como resultado, el estratega de derivados de Goldman también señala que además de las recompras, las condiciones económicas también sugieren que la volatilidad debería ser menor que los niveles actuales en el corto plazo.

Recompras a largo plazo

Donde las cosas se complican es lo que ocurre con las recompras cuando entramos en 2019. Según Kostin, las perspectivas para las recompras en 2019 parecen mucho menos constructivas, si no francamente sombrías:

Esperamos que los flujos de efectivo disponibles para recompras sean menores que en 2018, ya que las empresas pierden algo del impulso único de la reforma tributaria, el crecimiento económico se desacelera (2.7% a 2.2%) y el crecimiento de EPS se desacelera (12% a 5%) . Además, habrá mayor escrutinio con respecto a cómo las empresas están gastando las ganancias incrementales que resultan de tasas más bajas de impuestos corporativos.
También hay consideraciones políticas, ya que las elecciones de mitad de período tienen lugar justo cuando ingresamos en 2019 y podrían conducir a un cambio dramático en la arena política: por un lado, las recompras de acciones pueden ser un uso apropiado de efectivo si existe capacidad excedente y las empresas carecen oportunidades de inversión de capital productivo. Por otro lado, las ganancias adicionales de la reforma fiscal también podrían asignarse a los empleados a través de una mayor compensación.

Y, como señala Goldman, “el crecimiento salarial parece ser un tema clave para los demócratas a medida que nos acercamos a las elecciones de mitad de período”, lo que resulta en una mayor presión política sobre la popularidad de las recompras de acciones en 2019.

* * *

¿Qué significa todo lo anterior para las acciones?

Sorprendentemente, Goldman encuentra que las acciones que devuelven efectivo a los accionistas se han quedado por debajo del S & P 500 desde las elecciones de 2016.

FUENTE

Por si alguien mas duro de mollera no lo entiende del todo, al descender las recompras de acciones propias por parte de los insiders de las principales acciones cotizantes, caerá la liquidez en el mercado y si cae la liquidez subirá la volatilidad,  o lo que es lo mismo el riesgo a perder y la aversión  al riesgo  será mucho mayor si lo acompañamos esto con unos buenos tipos de interés por la deuda pública pues como que ……

Los comentarios están cerrados.