Por qué el Dax tiene a los inversores con el corazón en un puño

Este gráfico está por todas partes nosotros mismos lo hemos comentado en muchas ocasiones anteriores, la formación de un gran HCH desde el verano pasado se está convirtiendo en un pesado lastre del que es incapaz el selectivo alemán de zafarse, y es que lo tienen cogido por sus partes, es decir el bancario y el de la automoción son dos motores bastante tocados que lejos de ver una reparación próxima Trump les complica más aún la vida.

La figura de HCH tiene clavicular sobre la zona 11750 y objetivo 10.250 concordante con una abc correctiva tras la subida en claro cinco desde mínimos del 2017 a enero 2018. El catalizador sería en este caso para que el Dax petara en toda regla y condición que Wall Street perdiera los mínimos de febrero. Si lo hace el Dax tendría las cartas echadas.

Pero ojooooooooooooo¡¡¡ las grandes figuras que todo el mundo ve, cacarea por todos sitios, las dan por hechas y profetizan precios objetivos dantescos para casi todo luego pasa dos cosas, o no se cumplen y el mercado hace absolutamente lo contrario a lo esperado o si se cumplen son tan brutales en su ejecución que no dejan ni entrar a los cortos ni salir a los largos.

 

Advertisements

Los comentarios están cerrados.