Tesla y el mercado de segunda mano

rent_button% - Tesla y el mercado de segunda manoImaginad la siguiente situación: compráis un coche de segunda mano, que viene con neumáticos nuevos y un nuevo carburador, lo que obviamente afecta al precio que pagaréis. Un mes después se presentan en vuestra casa dos técnicos del fabricante y te dicen que no has pagado por las ruedas nuevas ni el nuevo carburador, y que te los van a quitar, te pondrán los antiguos y, si quieres, les puedes comprar a ellos las nuevas ruedas y el carburador.

Ridículo, ¿verdad? pues resulta que Tesla ha estado haciendo esto –eliminar servicios de sus vehículos en modelos de segunda mano– sin ningún tipo de pudor... Sí, si, en serio: Tesla remotely removes autopilot features from customer’s used Tesla vehicles without any notice.

La historia es rocambolesca: un individuo llamado Alec B. compró un Tesla model S de segunda mano que venía con Piloto Automático incluido y un mes después de comprarlo, la compañía desactivó el servicio de manera remota sin notificárselo al conductor. Cuando el nuevo propietario fue a un taller a hacer la revisión, se dio cuenta de que el servicio había sido desactivado. Al ponerse en contacto con Tesla estos le dijeron que él no había pagado la característica, pero que si quería podía activarla por $5.000. Un chollo.

La historia salió en los medios y la compañía recibió tantas críticas que finalmente le devolvieron los servicios a éste señor, pero resultó que Alec no era el único al que le había pasado esto. Pronto aparecieron más testimonios de conductores de Teslas de segunda mano que veían como algunas características “premium” eran remotamente desactivadas por la compañía, como el “Ludicrous mode” que mejora la velocidad del vehículo y que se vende por unos $20.000.

Estas prácticas son una puñalada a los derechos del consumidor. Cuando alguien compra un coche, parte del precio que paga corresponde al hecho de que, cuando quiera cambiarlo, podrá recuperar parte del dinero vendiéndolo de segunda mano… ¿Pagaríais vosotros lo mismo por un coche que sabéis que no podréis vender cuando os queráis comprar otro? Pues eso. Y los Tesla precisamente no son baratos.

Pero todo este sinsentido no se limita únicamente a los coches usados. El modelo de negocio de la compañía se basa en vender coches con el software capado para después ir sacando actualizaciones de pago que valen miles de dólares cada una. Para añadir sal a la herida, algunos usuarios que pagaron decenas de miles de dólares por servicios como el “Ludicrous modevieron como Tesla limitaba la función de forma remota tras una nueva actualización.

Todo esto no es nuevo; Tesla lleva haciendo estas cosas años, como cuando retiró remotamente el servicio de “supercarga premium” que permitía a los conductores que lo habían pagado recargar gratis porque “ya no era rentable para la compañía

Algunas personas pensarán que esos servicios son opcionales, que nadie te obliga a pagar por ellos, pero no es así realmente… Veamos el caso de la MCU o Unidad de Control del panel del coche: recientemente sacaron una actualización de pago de la v.1 a la v.2 por sólo 2.000 dólares… ¿No quieres pagar ese dinero? Perfecto… Solo que hay un problema: ¡¡si quieres actualizar otros servicios en el futuro NECESITAS tener instalado MCUv.2!!

Pero Tesla no es el problema. Tesla es parte del problema. Un problema muy gordo, porque éste modelo de negocio, que cada vez está más extendido, es un ataque directo a los derechos de las personas como consumidores. Supone que, aunque compres un producto, no eres realmente el dueño de ese producto. Es el rentismo llevado al extremo, y como Tesla hay muchos ejemplos, desde impresoras, cafeteras, hasta bombas de insulina… Es un modelo de negocio que deja al consumidor a la merced de las grandes corporaciones, en plan distopía cyberpunk.

La tecnología que prometía llevar a la humanidad hacia su emancipación al final nos acabará conduciendo a una suerte de neofeudalismo tecnológico.


Fuente:  twitter.com/Shine_McShine/status/1389171217928638466

Advertisements

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.