Tiempos convulsos y sociedad alienada… mala combinación ¿no creen?

Hablamos del fotógrafo René Robert, de 84 años, quien murió la semana pasada el martes 18 de enero después de cenar en la calle Turbigo, en pleno centro de la capital francesa,  tras sufrir una caída, perder el conocimiento, y quedar tendido en el suelo durante 9 horas en una calle principal de París, tal y como informaba el periodista Michel Mompontet, amigo íntimo del fallecido.

Parece ser que, en un momento dado, el octogenario se desplomó y quedó inconsciente en la acera, permaneció allí hasta las 6:30 de la mañana, cuando un indigente llamó a una ambulancia para socorrer al anciano. En un estado extremadamente grave, con heridas en la cabeza e hipotermia severa, René Robert fue trasladado a urgencias, donde poco se pudo hacer por su vida y falleció.

A René Robert, asesinado en plena calle en París por la indiferencia de los transeúntes; ¿cómo hemos llegado a olvidar la base misma de lo que hace a la humanidad? descansa en paz, querido amigo“, publicó Mompontet en su cuenta de Twitter, acompañado de un editorial televisivo dedicado a su memoria.


Fuente: BMFTV

Advertisements

1 comentario

Los comentarios están cerrados.