La base de la cartera de Bononato no cambia

Bononato es un gran gestor y siempre un referente para ver qué piensa un institucional de su talla a través de su cartera, en los últimos años ha mantenido dos constantes en su portfolio : una altísima liquidez y tenencia de metales físicos (oro y plata) junto con mineras. Por lo tanto su posición defensiva o excesivamente precavida  le ha excluído de la subida del mercado en renta variable, sin en cambio tras cuatro años mediocres este último le fue bastante bien.

Beneficios pensamos que vienen de sus operativas con opciones sobre diferenciales de tipos de interés en lo que es un experto, si ha entrado al mercado ha sido de forma muy puntual tanto en la parte larga como corta, lo cual suponemos le habrá incrementado su cuenta de plusvalías,  esto es de las cosas que más nos gusta de este gestor que trabaja ambos lados del precio no como otros que no hacen un corto o una cobertura ni por orden judicial.

La distribución que ha publicado a fin de enero de la Global Allocation es la siguiente:

En enero por ejemplo del 2019

Si nos vamos a su distribución de cartera de por ejemplo marzo del año pasado las posiciones fijas se vuelven a repetir

Nuestra conclusión es que el gestor percibe que el mercado está agotado, guarda liquidez para sacar partido de volatilidades futuras y mantiene posiciones fijas en metales y mineras que sería lo propio en mercados volátiles o peligroso, eso si, no podemos obviar que un gestor no puede pensar en el futuro desentendiendose del presente, tanta liquidez en un mercado alcista implica que a su cartera los beneficios no le han llegado de la renta variable.

Otro ejemplo para que no parezca una crítica al gestor lo tendríamos en las SMART SOCIAL SICAV una cartera donde la visión del gestor futura es la presente y claro, en este caso tiene a sus clientes con muy considerables pérdidas y tendría que sobrevenir un crash financiero (que todo puede ser) para que estos recuperen su dinero.

Al menos Bononato ha preferido la liquidez que posiciones cortas fijas porque  tener tan alta liquidez durante tanto tiempo acompañada de oro , plata y mineras  es no tener visibilidad ni confianza en la renta variable y espera pacientemente mientras operando con estrategias financieras hasta que su escenario tenga lugar.

Por lo tanto nos parece mucho más acertada la gestión del Sr. Bononato que la del Sr. que gestiona la S.S. SICAV, los gestores no pueden embarcar el capital de sus clientes a visiones reveladas personales futuras porque si se producen excelente pero si no la ruina. Para eso se compra uno un ETF sobre el DAX o EURO STOXX o el mismo IBEX y si sube al cielo perfecto y si baja al suelo compro más para el próximo ciclo alcista.

 

Advertisements