Vocento hace realidad el miedo de sus inversores

Hasta hoy mismo los inversores en Vocento en su inmensa mayoría pillados tenían entre los máximos del rebote tras el covid en 2020 y los mínimos de 2021 una asidero o justificación técnica donde justificar mantener la acción en cartera. Hoy ya ha dejado de tener razón, el precio se come a la baja tales referencias de soporte y vuelve a hacer  otro mínimo descendente confirmando que la última rotura fue falsa y que el precio se aleja “aún más” de la resistencia de los 1.20 euros.

Advertisements