El Santander y sus préstamos preconcedidos

Una Comercial del Banco de Santander llama a un buen amigo casi de noche y de dice telefónicamente caballero le llamaba para comunicarle que tiene concedido un crédito de 20.000 euros, mi amigo sorprendido le dice me parece muy bien, pero yo no he pedido ningún crédito por ese dinero ¿no será un error? no señor por supuesto que no lo ha solicitado pero con solo pasar por aquí (por la sucursal) y firmar unos documentos ya cierra la operación disponiendo de los mismos para lo que le haga falta, no tiene que esperar nada porque ya está aprobado todo por el Banco al ser un buen cliente de la entidad.
A mi amigo no le hace falta el dinero pero pensó que igual era un buen “regalito” esos 20.000 euros si estaban a un buen tipo de interés, por lo que contestó ¿señorita y cuál es el tipo de interés y el tiempo a pagar? le contesta ella como si fuera un regalo, 16% hasta un máximo de 8 años, mi amigo se quedó a cuadros y le dijo no gracias, ya les llamaré. Hasta aquí el hecho real fácilmente contrastable.


Un servidor piensa, a estos de la Banca los ayudamos en el 2008 para que no se hundieran y ahora emplean todos sus recursos humanos y técnicos para sacarnos los ojos, pues no lo entiendo, al que le hace falta como a otros muchos amigos que están literalmente “en la cuerda floja” no les dan ni los buenos días y al que no le hace falta le regalan el dinero a mansalva a tipos de usura. Pues señores o fallan ellos, fallamos nosotros, falla el sistema o fallamos todos.