¿Compramos, vendemos o salimos corriendo?

Ayer en IBEX  cerramos muy mal, Europa y USA aceleraron sus correcciones, la renta variable mundial cede y los Bonos se vuelven a máximos pero Alcoa sorprende con buenos resultados, perdon, bueno no, mejor de lo mal esperado.

Para nuestro Gobierno ahora lo importante es recortar y ajustar lo que tenga que caer o esperar, caerá o esperará, y Esperanza Aguirre más lista que calixta lo tiene claro, Sanidad Justicia y Educación que son los mayores “marrones” para las CCAA que se las lleve de vuelta el Estado y los temas sociales de pobres que los aguanten  los Ayuntamientos.

Es que esta mujer es para Nobel por Dios, no es más simplona porque no se entrena, para ti este marrón, para ti este otro que a mi déjame lo fácil y lo que se lleva solo a golpe de teléfono al consejero de turno  o a la secretaria a pie de mesa presidencial. Artur Mas aún tiene que estar partiéndose la caja del pecho de la risa.

Ahora todo el mundo mira hacia abajo en España, la próxima estación si un megarebote no lo impide son los mínimos de marzo 2009 no hay nada más entre ellos y los 7500 violados ayer, así que el precio objetivo ahora son los mínimos 6700 siempre que el IBEX cierre bajo 7500

Eso si la sobreventa en gráfico diario admite un centenar de puntos más pero no mucho más, habrá que rebotar para al menos ir a por los cortos que ahora son legión en casi todo sobre todo en Banca. Telefónica ahora dice que quiere pagar dividendo a través de acciones y una amortización de las acciones de autocartera; desde luego el Dividendo es algo que en España se está extinguiendo a la velocidad del lince ibérico.

Hoy amanecemos con nuestra prima de riesgo a 430 y nuestros CDS a nada de volver a los terribles 500, guarismos de rescate financiero.

Lo que es tristes son es la fuertes señales que emite Rajoy de falta de personalidad, acongoje, desde luego sin carisma ni capacidad de hombre de estado, desde luego una cosa si tengo clara en cien días de Gobierno, a nuestro Presidente no le gusta dar la cara, y además lo hace de una forma notoria y muy fea.

Lo que también queda claro, y es una terrible realidad es que la marca España no solo no vende si no que espanta y recuperar esto es más difícil que reducir el Déficit o subir el PIB o bajar el desempleo, cuando una marca se pierde malo porque ya es difícil volverla a colocar en el mercado.

 

Advertisements