Cuando el trader es una máquina y no una persona

Ya es inevitable, el futuro ya hace tiempo que llegó a los mercados financieros y con él las nuevas formas de hacer las cosas, operar por análisis técnico o fundamental  se  ha quedado  obsoleto y sólo válido para profesionales que gustan de las herramientas del siglo pasado para saber dónde, cómo, cuándo, por qué y a cuanto entrar o salir de una serie.

Hoy todo eso ha quedado atrás, las decisiones las toman máquinas que dotadas de un software basado en algoritmos opera masivamente sobre cualquier tipo de activo generando seguras  comisiones para el Bróker que es lo realmente importante y beneficios para cliente cuando el saldo lo permite.

Las máquinas  actuales hacen cientos de miles de operaciones conocidas como “nanotrading” hacen scalping automático pero claro eso tiene ventajas como puede ser la liquidez que aporta al mercado pero un gran problema, un fallo y tenemos un flash-crack bursátil de una hora donde a un señor que tenga adquirido este sistema de especulación le pueden limpiar su cuenta de varios miles de dólares o euros en minutos.

Acordaros de aquella tarde donde Wall Street llegó a perder en unas horas el 10%, aún están buscando al culpable, la culpa va de unos a otros y el regulador no sabe a quien imputarle la sanción final, y es que no lo hay cuando las máquinas de HFT colapsan al tener tanto peso en el mercado infieren en la mayoría de cruces de oferta y demanda provocando la rotura de horquillas al saltar los stops, estos no se ejecutan y el resto os lo podeís imaginar, si no viene alguien y quita el enchufe de los sistemas de interconexión bursátil se podría producir la bancarrota del NYSE.

Ese amigos es el peligro actual que como casi todo el mundo opera con productos derivados, y los productos derivados a su vez operan en HFT podemos ir estupendamente bien y en una mala tarde vernos que el Broker nos ha ejecutado la cuenta porque en el activo donde estábamos comprados o vendido sufrió un colapso de una hora provocado por vaya usted a saber que “movimiento de software”, fijaos por ejemplo en FOREX en el movimiento del Euro/Dolar tras las palabras de Draghi, al que no le saltó el Stop aún está llorando del palo que le dieron el jueves pasado.

Y claro al Bróker no le podemos ir a llorar o a pedirle cuentas del estropicio que nos ha podido producir un micro flash crack de estos informáticos que nada tiene que ver con el acivo financiero propiamente dicho, ellos le van a decir ” mire usted en el contrato que usted firmó cuando abrió cuenta de valores bien claro está dicho que no nos hacemos responsables de lo que suceda en el mercado y si usted no tiene saldo su cuenta se le cierra, tenga usted 100 euros, o 100.000″ y cuidado no sea que aún así se quede usted deudor porque tendría que abonar el descubierto.

Vean el volumen de las operaciones automáticas en Bolsa en EEUU :

VOLUMEN-DE-TRADING-AUTOMATICO-EN-EEUU-510x311% - Cuando el trader es una máquina y no una persona

Advertisements