Gran 2017 para las principales aerolíneas

A excepción de Ryanair que en el último de tercio del año aflojó pero aún así y todo es la mejor de las que comparamos en los últimos cuatro años, poniendo de manifiesto que el low-cost podría ser el modelo a seguir por todas las demás y quien quiera calidad que la pague  ya una vez dentro del avión. Lo importante primero es que el coste por pasajero transportado baje y luego que el ingreso suba.

No obstante también es paradójico que la subida del crudo no haya implicado un retroceso para las lineas aéreas, lo normal es que el crudo suba y estas tengan el comportamiento inverso.

Los comentarios están cerrados.