Se llama Carla y la UAB ha participado en su creación

La Universidad Autónoma de Barcelona ha participado en la creación de este entorno virtual de fuente abierta que ofrece una enorme cantidad de escenarios adaptables a distintas condiciones climáticas y de iluminación, justo lo que los coches necesitan para aprender a conducir

Hoy recibimos una especie de respuesta gracias al trabajo del investigador de Intel Labs Alexey Dosovitskiy y varios compañeros suyos del Toyota Research Institute y del Centro de Visión por Computador  de Barcelona (España). El equipo ha creado un simulador de conducción de código abierto que los fabricantes de coches pueden utilizar para probar las tecnologías de conducción autónoma en situaciones realistas.

El sistema, llamado CARLA (siglas del inglés de: Car Learning to Act, o Coche que Aprende a Actuar, en español), simula una amplia gama de condiciones de conducción y repite situaciones de peligro de manera interminable para ayudar al aprendizaje. El equipo ya lo utilizó para evaluar el rendimiento de varios enfoques diferentes de conducción autónoma.

FUENTE

Los comentarios están cerrados.