Explicando la inyección de liquidez de la FED desde fuera del sector

La Reserva Federal de EEUU baja los tipos un 0,25% para alejar al máximo la llegada de una recesión La Reserva Federal de EEUU ha bajado 25 puntos básicos los tipos de interés en la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (el órgano que adopta las decisiones de política monetaria) que acaba de terminar y ha dejado el precio oficial del dinero en EEUU en la franja entre el 1,75% y el 2%, con la promesa de “actuar de manera apropiada para mantener la expansión”.

La decisión de la Fed, totalmente alineada con la que están llevando a cabo todos los bancos centrales del mundo en estos momentos, busca dotar a las empresas y las familias de las condiciones financieras que ayuden a alargar al máximo el extraordinario ciclo económico del país, el más largo de la historia con 123 meses consecutivos de crecimiento.

La Fed inyecta 130.000 millones de dólares en el mercado de deuda en dos días La Fed anuncia nuevas inyecciones de liquidez en el mercado de deuda desde la próxima semana Por segunda vez en dos días, la Reserva Federal (Fed) ha vuelto a intervenir en el mercado ante la falta de liquidez en circulación para satisfacer la demanda de efectivo. Antes de que comenzara la sesión de Wall Street, la Fed puso en marcha un plan de recompras en el mercado de deuda por hasta 75.000 millones de dólares.

Las tensiones se detectaron a comienzos de semana, después de que la tasa efectiva federal subiera hasta el 2,25%, el límite máximo fijado en la última reunión de la Fed el pasado julio. El desencadenante de este incremento ha sido el alza de hasta el 8% de la tasa de recompra (conocida como repo), que representa la cantidad que se les cobra a los bancos por préstamos a corto plazo, a cambio de garantías como bonos del Tesoro. Repo: el desconocido mercado que mueve US$3 billones al día en Wall Street (en el que tuvo que intervenir la Fed) Las “Repos” fallidas de la FED de New York desatan las dudas sobre la liquidez de dolares de algunos bancos americanos

Los esfuerzos de la Reserva Federal por aliviar las tensiones en el mercado monetario llevan al banco central de EE UU a seguir inyectando dinero. Después de las cuatro subastas de repo efectuadas la semana pasada por importe de 278.000 millones de dólares (unos 252.500 millones de euros), hoy la institución repite la maniobra con una operación de 66.000 millones de dólares (60.000 millones de euros).

Las menores necesidades de liquidez y el soporte proporcionado en sesiones anteriores se dejan sentir en la demanda, que según recoge Financial Times es inferior a la registrada la semana pasada. En las subastas acometidas entre el martes y el viernes las órdenes de compra superaron los 80.000 millones de dólares. El nerviosismo mostrado en las últimas jornadas se debe a que si bien este tipo de operaciones son una forma habitual de buscar financiación en plazos de un día, no se efectuaban desde 2008, año del estallido de la crisis.

La Fed, que la semana pasada acometió además la segunda rebaja de tipos en lo que va de año, anunció el viernes sus intenciones de seguir empleando estas estrategias en el corto plazo. De hecho, comunicó un plan para inyectar 90.000 millones de dólares en las próximas dos semanas. Son muchos los interrogantes que rodean al porqué de estas subastas. Los analistas apuntan a los pagos trimestrales de impuestos en Estados Unidos fuerzan a las grandes empresas a conseguir efectivo, y a ello se suman las últimas subastas de bonos soberanos: en las últimas sesiones se han vendido 78.000 millones de dólares en deuda pública, operaciones que se liquidaron y pagaron la semana pasada.

Con todo, esta situación era ya conocida por los mercados, por lo que los operadores se deberían haber preparado para ello. “El objetivo de estas acciones es el mismo que para las operaciones recientes del mercado abierto: fomentar condiciones en los mercados monetarios para mantener la tasa de fondos federales dentro del rango objetivo”, aseguró John Williams, presidente de la Fed de Nueva York. El responsable del banco agregó que las maniobras realizadas en las últimas sesiones sirven para resaltar la importancia de contar con unos mercados que “funcionen bien y el papel vital que juega la Fed a la hora de proporcionar liquidez al sistema cuando los mercados está sometidos a un fuerte estrés”.