Aquellos alegres años en que la banca nos vendía productos tóxicos, penosos, peligrosos e incluso radioactivos

El hombre que perdió los seis millones de euros ganados con la Bonoloto al invertir en un banco le reclama daños

En Aquellos tiempos gracias a la casi total falta de regulación acompañada de la más vil y canalla falta de ética profesional se vendieron todo tipo de productos a legas personas de la calle que nada sabía de finanzas y solo confiaban en la seriedad y profesionalidad  del personal bancario , D.  Francisco Guerrero salió a la luz por el importe pero tuvieron lugar miles y miles de operaciones en todas las entidades con el mismo modus operandi colocar basura financiera entre sus clientes (sin importarles trabajadores,  viejos, padres de familia, humildes ahorradores o millonarios repentinos, jubilados que solo buscaban “algo más que un plazo fijo pero seguro” )  para aumentar la nómina del director en particular y la de explotación de la entidad en general. Ahora solo falta que digan que el Sr. Guerrero se tuvo que informar primero porque aquí en esto de las finanzas hay mucho listo con el gráfico visto, el Sr. Guerrero creyó estar bien asesorado por la entidad de su confianza en cuestión e hizo lo que tenía que hacer, de lo que no es culpable es de que le meterian su dinero en productos absolutamente inapropiados para la seguridad del titular de la  cuenta.

Hoy sobre aquellos pecados vienen estas penitencias.

 

“Después de 14 años de periplo judicial y de haber ganado dos juicios, este castellonense sigue en una situación económica precaria y con serios problemas de salud.”

 

Advertisements