El mafioso negocio del medicamento

Gabriel Bulgakov con su habitual todo tratando de huir de toda carga ideológica en sus comentarios nos documenta sobre grandes abusos y peligros del capitalismo salvaje, una cosa no es socialista ni comunista, tampoco conservador ni  ultraconsevador ni tampoco nacionalista y otra dejar pasar y hacer al capitalismo que imponga la ley del mercado o de la oferta y la demanda a todo y en todo porque hay temas en el que el Estado es el regulador económico y no debe permitir el abuso flagrante por una posición de fuerza. Una cosa es el lógico beneficio por una patente y otra encarecer los medicamentos aprovechándose de la enfermedad de la población sea nacional o mundial.