Así se hacen las cosas en Texas, con un par

No hay nada social y políticamente  más peligroso que un político que se juega un cargo con una ciudadanía  absolutamente cansada, harta y agobiada por todo tipo de  necesidades, derechos y libertades constreñidos por el bien común, el lado solidario humano tiene un límite y lo que hizo el gobernador Greg Abbott ha sido levantar todo tipo de restricciones para que los tejanos puedan hacer su vida normal.

Esto puede traer consecuencias funestas y este político puede verse en muy poco tiempo con un problema mucho mayor por dejarse llevar por la presión social y su codicia política individual por una decisión  que podría ser tipificada como delito  si empiezan a llegar demandas judiciales  de todo tipo de personas físicas, jurídicas y colectivos laborales o sindicatos  y en vez de reelegido como pretende pues ser vilipendiado.

 el martes el gobernador de Texas, Greg Abbott, desafió a la organización cuya politización se ha convertido en un sello de humillación y anunció que el segundo El estado más grande de EE. UU. levantará el mandato de la máscara y todas las demás restricciones antipandémicas en medio de la disminución de las hospitalizaciones y las tasas de infección.

A partir del 10 de marzo, todas las empresas podrán abrir al 100% de su capacidad, dijo Abbott durante una conferencia de prensa en Lubbock el martes. Su orden ejecutiva permite a los jueces del condado restablecer las reglas antivirus en caso de que aumenten las hospitalizaciones.

“Demasiados tejanos han sido marginados de las oportunidades de empleo; demasiados propietarios de pequeñas empresas han tenido problemas para pagar sus facturas ”, dijo el gobernador republicano. “Ahora es el momento de abrir Texas al 100%”.

Lean la orden del Gobernador del Estado

EO GA 34 Opening Texas Resp… by Zerohedge

Desde luego ver el comportamiento cívico de los EEUU , comparado con el chino, japonés, australiano o neozelandés dice muy poco de los estadounidenses, se está viendo claramente quien lo ha hecho bien y mal  y aún así erre que erre, primero la economía y luego la vida.

Parece mentira que haya que recordarle a los políticos estadounidenses que en su país hay casi 30.000.000 de contagiados y más de 500.000 muertos. Y texas ya tienen el 10% de esos muertos antes del día 10 marzo que es cuando se prescribe toda restricción hasta de llevar la mascarilla.

Advertisements