Patrones armónicos y onda de Wolfe

Los patrones armónicos son patrones gráficos encontrados en los gráficos de precios que combinan la secuencia de Fibonacci para determinar puntos de giro. Este método de trading, conocido como trading armónico, intenta predecir los movimientos futuros. Esto contrasta con la mayoría de métodos trading, usualmente reactivos y no predictivos.

Geometría y Fibonacci
Los patrones armónicos combinan patrones gráficos y matemáticas dando un método de trading preciso asumiendo que los patrones gráficos se repiten con el mismo comportamiento. La base matemática de los patrones armónicos es el ratio primario, esto es, el número de Fibonacci 0.618 o 1.618 (o derivados). Los ratios llamados complementarios son: 0.382, 0.5, 1.41, 2.0, 2.24, 2.618, 3.14 y 3.618.

El ratio primario, según la teoría de la secuencia de Fibonacci, se encuentra en la mayoría de estructuras y eventos naturales, pero también en muchas estructuras diseñadas por el hombre. Esta aparición casi universal se da también en los mercados financieros. Esto es lo que se asume como base del uso de los patrones armónicos.

Los patrones armónicos como método de trading es atribuido a Scott Carney aunque hay otros muchos autores que han descrito patrones concretos y han contribuido al desarrollo del trading armónico.

A tener en cuenta antes de usar los patrones armónicos
Los patrones armónicos son precisos en extremo y requieren que el precio realice movimientos de una determinada magnitud para que se puede determinar un punto de giro con exactitud. Los patrones armónicos, más allá de la geometría, requieren que encajen con la secuencia de Fibonacci. En muchas ocasiones podemos encontrar patrones que a primera vista parezcan armónicos pero con unas proporciones que no encajan con la secuencia de Fibonacci. Estos patrones cuyas proporciones no concuerdan con la secuencia de Fibonacci no son válidos desde el punto de vista de los patrones armónicos. Por tanto, el trader dispuesto a utilizar patrones armónicos ha de armarse de paciencia hasta que un patrón bien cualificado aparezca.

El objetivo del uso de patrones armónicos, como dijimos, es encontrar puntos de giro pero también pueden predecir el final del movimiento actualmente presente en el mercado. Cuándo la predicción no se cumple es muy común que el movimiento en contra de la predicción sea agresivo y rápido apareciendo otro problema en el uso de los patrones armónicos. No obstante, este problema tiene una fácil solución siguiendo una de las premisa del trading: siempre controlar el riesgo asociado a una operación y usar siempre stoploss.

También hay que tener en cuenta que, como cualquier otra estrategia o herramienta de trading, puede complementarse con otras. De este modo, es común que se den otros patrones gráficos en el contexto de un patrón armónico. En estos casos, se pueden usar estos otros patrones para ayudar y apoyar la predicción dada por el patrón armónico.

La estrategia de trading con patrones armónicos puede usarse en cualquier timeframe, dada la naturaleza fractal del mercado, aunque es importante centrarse en el timeframe elegido que será, para empezar, timeframes largos, de 4 horas en adelante.

fuente

 

Advertisements