Los mercados financieros es el menor de los problemas reales del mundo

Los mercados financieros es el menor de los problemas reales del mundo

Literalmente el mundo se halla asediado por problemas más que graves, determinantes, porque dependiendo de la solución que les demos tendrá como consecuencia el futuro que nos va a tocar vivir, en el presente los mercados de capitales no están contribuyendo a incrementar los males que nos azotan, en otros momentos de la historia reciente o pasada se han producido colapsos o crashes financieros mientras el mundo en realidad no se veía alterado en apenas nada.

Los problemas que tenemos hoy se alteran al mundo entero y no se le puede culpar a los mercado por ellos, a las autoridades económicas si, ellas han generado una inflación que se ha visto agravaba por la invasión rusa que ha desquiciado los precios de la energía y materias primas, el covid sigue progresando tratando de infectar a lo que le queda de humanidad, hemos tenido un verano de perros con olas de calor históricas, incendios forestales dantescos y una pertinaz sequía que amenaza al consumo humano, y claro, este caldo de cultivo es ideal para el hambre en el tercer mundo y para que arriben al poder los populismos tanto de izquierdas como de derechas.

Ya no sabemos que nos falta si nos llega un nuevo problema grave si una guerra nuclear, si un meteorito o una tormenta solar que nos achicharre satélites y nos deje en la edad media o hasta una invasión extraterrestre que es cuestión de semanas o meses a juzgar por los youtubers magufos que nos avisan de su inminencia. Como diría nuestra querida Mafalda “paren el mundo que yo me bajo aquí”.


Las erupciones volcánicas las hemos excluido porque también las ha habido este año, la última Japón ayer tarde mismo …

 

Los mercados afortunadamente cerraron así el viernes desde el inicio de este 2022, que no vemos las santas horas de que se acabe porque parece una pesadilla donde tememos más por lo que pueda venir que por las soluciones a los problemas que nos agobian, las mismas si llegan serán graduales, ahora parece que cada mal que nos llega lo hace para quedarse.

Advertisements

1 comentario

Los comentarios están cerrados.