El aumento de la tasa hipotecaria acaba con el auge del refinanciamiento

El aumento de la tasa hipotecaria acaba con el auge del refinanciamiento

Nos parece que aquí también ha pasado lo que en EEUU , pero también acabará pasando factura al precio de la vivienda restándole su sobrevaloración actual, lo malo es que claro si las hipotecas se ponen más duras o lo que es lo mismo los bancos cierran el grifo por miedo al riesgo de morosidad lo que se puede encarecer es la vivienda de alquiler, el que está hipotecado también se podría ver beneficiado si la vivienda la tiene arrendada porque  con la subida de renta al arrendado no le costaría más el incremento de tipos de interés en las revisiones que se le practiquen, salvo que claro, que el gobierno perpetúe el topado de incremento anual, ahora mismo y hasta final de año en el 2%.  El riesgo está en que la recesión vaya a mayores, caiga el consumo, aumente el desempleo y se llegue al punto de alquilar más barato o no se alquila

En el Statista vemos el caso estadounidense:

Durante gran parte de los últimos dos años, la refinanciación de hipotecas ha estado en auge, ya que las tasas hipotecarias históricamente bajas y el aumento de los precios de las viviendas crearon una oportunidad para que los propietarios de viviendas actuales ahorraran mucho dinero en su hipoteca y, en muchos casos, incluso sacaran algo de efectivo. en el proceso. Esa tendencia ahora está disminuyendo, ya que las tasas hipotecarias han aumentado considerablemente desde el comienzo del año.

Según las estimaciones de Freddie Mac , las originaciones de hipotecas alcanzaron un máximo de $ 1,3 billones en el primer trimestre de 2021, y las refinanciaciones representan el 70 por ciento de ese total histórico. El volumen de refinanciamiento se mantuvo alto a lo largo de 2021, alcanzando un total de $ 2.8 billones para el año. En 2021, los propietarios de viviendas existentes cobraron $ 248 mil millones en valor acumulado de la vivienda, marcando el nivel más alto desde 2007.

En el segundo trimestre de 2022, las originaciones de refinanciamiento ascendieron a solo $ 212 mil millones, más del 75 por ciento menos que el pico del primer trimestre de 2021. Con las tasas hipotecarias alcanzando recientemente el nivel más alto desde 2008 y sin un final real a la vista, se espera que las refinanciaciones se mantengan bajas hasta al menos 2023. Mientras tanto, el volumen de originaciones de compras sigue siendo alto por el momento, ya que los precios elevados de las viviendas obligan a los compradores a asumir préstamos más altos.

Advertisements