El movimiento de ayer se quedó fuera de la encuesta de sentimiento semanal

El movimiento de ayer se quedó fuera de la encuesta de sentimiento semanal

Lo decimos porque no cuadra para nada la bajada de ayer por acción y efecto de la reserva federal y el bajón de bajistas en la encuesta semanal donde los que no ven precios superiores a los actuales dentro de un semestre descendieron al tercio del mercado desde el 45%, ha perdido exactamente 12.8 puntos porcentuales pero quien más se benefició de la fuga de bajistas a la vista del rebote en curso fueron los neutrales que recibieron 8.8 puntos mientras los alcistas la mitad 4 puntos porcentuales.

Ahora tenemos al mercado bien proporcionado, bueno casi, porque los puntos porcentuales que le faltan a los alcistas para llegar al tercio los tienen los indecisos, y tras lo de ayer creemos que la próxima semana podrían volver a los bajistas si el rebote no prosigue tras el susto de ayer.

Con la distorsión de la mala lectura que hizo Wall Street de las palabras de Powell esta semana no podemos decir más que el mercado trató de volver a la proporción correcta para mantener la tendencia precedente y la tendencia precedentes no es la bajista porque estemos descendiendo , es la alcista y lo que hacemos es estar corrigiendo el último tramo del mercado iniciado en marzo 2022 , siempre con referencia al SP500 claro.

Este año se puede decir que prácticamente han tenido el control los bajistas la mayoría del tiempo mientras que en el pasado ocurrió lo contrario, y la fuerza de los alcistas se verifica cuando el mercado baja y con muy pocos lo vuelven a subir, y la debilidad se verifica cuando los bajistas se sitúan masivamente en la visión negativa del mercado haga lo que haga este en el corto plazo.

El año pasado se subía el mercado con un 15%-20%-25% alcistas , este año la media de bajistas es muy alta y han impedido que la renta variable siga subiendo y las subidas habidas han sido para correcciones más profundas.

Subir más los tipos pero a menor velocidad que la de este año no deja de tener efecto vaselina que puede ir minando a los mercados de capitales y cuentas públicas, nosotros somos más de la política del esparadrapo, si hay que subir un 5% los tipos y tuviésemos poder decisorio, el 5% del tirón …. porque así damos certidumbres, todo el mundo sabe lo que tiene que hacer tanto a nivel empresarial, gubernamental como familiar. Eso si, el coste de las hipotecas quedarían fijados al coste del dinero, porque la banca nunca paga a sus clientes los depósitos al coste del dinero, jamás. Pues donde las dan las toman. Es más, legislaría para que la hipotecas tuvieran el mismo porcentaje de interés que el medio que ofrecen a sus clientes el sistema bancario. La hipoteca es la vivienda y la vivienda un derecho y un bien esencial para la sociedad. En este contexto de inflación es impresentable que a una familia que no llega a fin de mes se le incremente la misma en la proporción en que lo hacen.

Pero claro con un gobierno que no es social ni progresista que no trabaja más que para seguir en la Moncloa pactando y regalando lo que sea para ello y una oposición desesperada por volver al mismo palacio para que todo vuelva a ser como antes, pues si que la llevamos clara en este país. Hay que sustituir la ideología por la calidad y la eficiencia del sistema socio-económico en el que vivimos. No podemos mantener tanta administración como la que tenemos y los administrados merecen una mejor administración, no una mayor administración, que no vengan los políticos envueltos en el pueblo o la patria diciendo ser sus legítimos representantes para que les demos el timón de la nación.

Debe ganar las elecciones el que mejor plan de calidad y eficiencia tenga para el país en el mayor número de ámbitos posibles. No por ideas y proyectos de país estampados en un programa electoral de copia y pega, donde nos dicen que nos llevarán a la luna pero no nos enseñan el cohete.

Advertisements