Jornada de reflexión financiera tras la debacle de ayer

Jornada de reflexión financiera tras la debacle de ayer

Esta semana era la de los Bancos Centrales antes de terminar el año y todos optaron por coger el toro por los cuernos o por recetar al paciente un incremento de la dosis de medicamento que se le venía prescribiendo dado que la enfermedad aunque ha remitido ligeramente da muestras de convertirse una patología persistente en el tiempo que dañaría sin duda a otras funciones orgánicas.

El 0.5% de la FED y posterior discurso de Powell no soliviantó a los mercados, cuenten que cuando habló estaban sus contados y futuros abiertos y sí hubo retrocesos generalizados pero entraban  dentro de lo previsto dado que subir tipos nunca le gusta a la renta variable que a fin de cuentas la conforman empresas, ni a la economía porque si , los tipos es un arma que sirve inequívoca y universalmente contra la inflación pero cuidado, genera inflación , porque los costes financieros de las empresas aumenta y si aumentan costes aumentan los precios finales.

Pero claro este daño colateral se acepta porque lo que se pretende es desiquilibrar la demanda aun a costa de una deceleración o frenazo económico ya  que la oferta para reducir precios tiene que reducir costes allí donde sea posible y preciso, siendo lo normal que lo padezcan el personal y los proveedores por lo que empleo y crecimiento económico se verán afectados mientras no se retire la medicación.

Lo malo vino ayer en Europa, la jornada no estaba siendo volátil hasta que Lagarde dio su discurso donde nos vino a decir que iba a hacer un “whatever it takes” pero esta vez con la inflación no con la deuda pública europea, es decir, que los tipos subirían y mucho en función del enquistamiento de la inflación, y con razón además porque la eurozona la tiene al 10% y hasta nos extrañó la cobardía de no subir el 0.75% los tipos, pero claro, no lo hizo porque luego pintó un 2023 desde luego bastante tétrico como mandando el mensaje que o se bajan precios o se siguen subiendo tipos, vamos que prefirió meter miedo exagerando incluso que quedarse corta y crear una falsa confianza.

Ojo que en marzo  empieza el tapering del BCE en cuanto a las compras de deuda pública soberana a razón de 15000 millones mensuales, el BCE también tiene sus balances petados de deuda y tiene que rebajar esos activos para que también los estados miembros se pongan las pilas y colaboren en esta lucha sin cuartel además también a los bancos les subió el tipo de depósito, ahora ya no tienen excusa para no pagar a sus clientes por sus cuentas a la vista e imposiciones a plazo que hasta ahora se venían negando sistemáticamente mientras ellos si estiraban el euribor abusivamente a sus hipotecados.

Y esta es otra , a las familias la subida de tipos y posteriores subidas masacrará su renta mensual y tendrán que restringir el consumo a lo esencial, básico o estrictamente necesario según ingresos por lo que si la energía vuelve por sus fueros de mediados de año en Europa se va a empezar a pasar mal a nivel social lo que será reclamo político para para partidos populistas de ultraizquierda y ultraderecha que ofrecerán falsas promesas de resolver todos los problemas que se están padeciendo y se van a incrementar al menos un bienio más.

Los mercados ya vimos ayer todos como les entró colitis aguda, rajaron a la baja cuando muchos esperábamos tras un “sustirrinín” el banderazo de salida del rally de navidad tras el vencimiento de hoy, pero nuestro gozo en un pozo porque el miedo se apoderó de los inversores y las ventas fueron notables cerrando las bolsas nacionales a esta lado y el otro del charco entre el 2% alto y el 3% bajo. Porque también subieron tipos Noruega, Reino Unido y Suiza. Las caídas igual habría sido menos pero es que Wall Street cayó hoy de forma exagerada también y claro gasolina sobre fuego.

Este fue el tablero a cierre de ayer

cierre-sesion-anterior-indicds-futuros-16-diciembre% - Jornada de reflexión financiera tras la debacle de ayer

Permítannos estos dos vídeos (de escasos minutos) para vuestra información y formación financiera  como complemento a nuestros comentarios de profesionales que se expresan mejor que nosotros y además de forma clara y contundente, aunque nosotros creemos que el pesimismo es relativamente exagerado porque los tipos los subirá Lagarde si se lo permite Bruselas y Washington, que no nos venga Lagarde a vender que tiene el poder del que presume, si lo hubiese tenido los tipos habrían subido un 0.75% , aparte de tenerlos medio punto más arriba de lo que lo tenemos en Europa de ahí que Estados Unidos haya mejorado su inflación mejor que la eurozona porque ha cerrado el año al 4.5% y nosotros al 2.5%, claro que nos tenemos que tragar más subidas.







En fin que el 2023 lo han pintado tan feo el consenso de mercado y están avisando tanto que se han abierto muchas posiciones cortas y los algoritmos no lo van a permitir, desde que haya exceso de OPEN INTEREST demasiado escorado a la baja, no decimos que vayamos a subir pero que veremos rebotes de estos incomprensibles cuantas veces haga falta incluso para seguir cayendo. Así que no se crea nadie que el mercado se va a poner a regalar dinero a los cortos o que aquí es abrir cortos y soplar botellas. Las bolsas nunca son fáciles ni cuando suben ni cuando bajan.

Advertisements