Todo apunta a que las medidas anti-deficit también son anti-recuperación

Antonio A. García Rivero – www.invertiryespecular.com
Desde luego que hay que reducir el gasto y el consumo como incrementar el ingreso y la tributación, pero tal como se está concibiendo tanto ahorrar gasto como drenar capital del sistema va a tener un efecto inmediato; retrasar el crecimiento y/o recuperación económica.
Si el estado no invierte y no gasta porque no tiene y hace pagar o presiona más sobre el sistema productivo que “aún sobrevive” el resultado va a ser la continuidad recesiva sin lugar a la menor de las dudas.
Si se aumentan impuestos existentes y se “resucitan” impuestos yacentes desde luego quien va a pagar la crisis pueden estar percibiendo si no son funcionarios que igual tienen que tomar medidas anti-estado ellos también.
Medidas ”anti-estado” o “anti-fisco” del sector o empresa privada ya sabemos todos de que estamos hablando: falsedad en facturación e I.V.A, contractual laboral, falsedad documental, transaccional, ingresos B …. Porque claro, somos ecosistema humano si percibimos el peligro se activan nuestros mecanismos de autodefensa e instintos básicos como el de preservación.
El Estado no puede pretender que el sistema acepte cual niño un castigo no por hacer él sus deberes mal, sino porque el castigador no hizo su trabajo bien, la empresa si percibe que todo el peso de las soluciones cae sobre ella, por simple lógica esta tratará de quitárselo de encima para que no la ahogue.
En España tenemos la mala suerte de tener un equipo de Gobierno comandado por un un Presidente que no sabemos cuando hablan de medidas si las van a aplicar, si no, si son avisos, si son amenazas, si las pondrán, bueno, a alguien si se la entendido y que de verdad de ser el hazmerreir como político se ha convertido en el adalid Socialista, nos referimos a “Pepiño Blanco”.
Acaba de anunciar las medidas del Ministerio de Fomento y se han entendido todas y cada una de ellas, gustará o no, criticables o alabables pero por Dios que todo el mundo hable como él para entender alta y clara las cosas, eso sí, ha quedado claro por parte del Gobierno que de querer ser a través de Fomento un generador de empleo para mitigar los efectos de la crisis ha pasado a un Lock Out suspendiendo, aplazando y retrasando todo tipo de Obras Civiles y Púbicas.
Si el Gobierno se retira del mercado como Empleador aparte de reducir por todos lados los gastos que pueda y/o deba y eleva la presión fiscal, pues un servidor piensa, por donde “hostias” va a venir la recuperación y crecimiento, qué medios o ambiente se crea para que emerjan.
Y claro como uno sabe más por “viejo” que por Masters cree que todo el “marrón” se lo va a comer quienes todos sabemos “las Centrales Sindicales” que estas ante todo este desastre no les va a quedar otro remedio que firmar la reforma del mercado laboral como sea, y en las condiciones que sean.
¿Por qué? sencillo no hay otra alternativa, La Patronal está para que le den y los trabajadores para dar, probablemente se tengan firmar “salvajadas” y “patentes de corso” nunca vistas en décadas y nos acerquen peligrosamente al derecho laboral Estadounidense que unidos a los seguros recortes de la Seguridad Social van a terminar de facto con el Estatuto de los Trabajadores.
Y claro, si los Trabajadores protestan, se movilizan o salen a la calle “a lo griego” pues quedarán como culpables porque la sociedad los verá como insolidarios con una situación que requiere medidas extremas porque es extrema. Vamos que Los Sindicatos firman o quedan como los malos y culpables de todos los males de España.
Se me olvidaba si las Entidades de Rating ven en las portadas de los medios que en España no se aceptan las medidas gubernamentales y no hay acuerdo social para la reforma del mercado laboral, sacan el palo y nos bajan la calificación de nuestra Deuda y nos suben el Riesgo-Pais.
Vamos que estamos más perdidos que Heidi en un burdel de carretera, vienen duras muy duras. Mucho nos tememos que por ejemplo en España seamos porcentualmente más tercer mundo que primero, a las pruebas me remito sumen, sumen: familias que perpetuamente están en o bajo el umbral de la pobreza, los colectivos marginales, familias que ya no tienen a sus cónyuges trabajando, pensionistas, personas sujetas a pago de prestaciones no contributivas o subsidios por incapacidades.
Si sumáis esos millones os daréis cuenta que para navidades no hay que poner niños muriéndose de hambre para concienciarnos, no, bastará con entrar en la casa de nuestro vecino con una cámara y micro en mano para que explique como y con qué vive él y su familia, se nos helará la sangre.
Antonio A. García Rivero – Anargari – www.invertiryespecular.com