La Seda encara hoy una junta clave para su renovación

la-seda-e1277186898262% - La Seda encara hoy una junta clave para su renovaciónCambios al frente del grupo químico La Seda de Barcelona. La empresa celebra hoy su tercera junta en menos de un año. La asamblea estará marcada por las peticiones de cese de consejeros por parte de los minoritarios y por la propia voluntad de José Luis Morlanes de oficializar su deseo de poner la presidencia del grupo a disposición de los nuevos socios de referencia de La Seda, una vez que se haya completado la ampliación de capital.

“Desde el principio, ha sido conocida mi intención de no continuar y de ceder la presidencia a alguien que invierta mucho dinero en la compañía”, indicó el directivo, que propone a Carlos Moreira, presidente de BA Vidro, para el cargo (ver EXPANSIÓN del 19 de junio). “Nos pedirán [hoy] el cese a todos”, aseguró en alusión a la plataforma de accionistas minoritarios Unidos por La Seda. Esta asociación asegura que tiene un socio industrial dispuesto a facilitar materia prima y producto acabado a La Seda. “Esto garantizaría su continuidad sin tener que realizar una ampliación de capital”, indicó la plataforma.

Irregularidades
Los minoritarios pedirán hoy la salida Morlanes por las presuntas irregularidades detectadas en las cuentas de La Seda en los últimos años, que están siendo investigadas por la Fiscalía. “Teniendo en cuenta que los tribunales están trabajando ya, mi deseo sería que todos los accionistas se unieran y que la junta se focalizara en la gestión de la compañía y en la ampliación de capital”, indicó Morlanes.

La Seda pide a la CNMV que se apruebe el folleto de la ampliación cuanto antes con el objetivo de volver a cotizar el mes que viene. Convocará una nueva junta de accionistas a principios de septiembre para nombrar al nuevo consejo, que estará formado por representantes de la banca acreedora y de la lusa BA Vidro, que se convertirá en el socio industrial de referencia.

Según Morlanes, La Seda incrementará sus ventas un 10% este año, hasta superar los 950 millones. En mayo, el fabricante de plástico PET facturó 107 millones. La empresa espera cerrar el año con un resultado de explotación (ebitda) positivo y se ha replanteado la venta de las fábricas de Turquía y Grecia.

Advertisements