Otra jugada maestra de Buffett: Goldman Sachs quiere recomprar sus preferentes

buffetts% - Otra jugada maestra de Buffett: Goldman Sachs quiere recomprar sus preferenteseleconomista.es 

En abril, Warren Buffett declaraba estar satisfecho con su inversión en Goldman Sachs. Pero puede que a la entidad estadounidense no le haga la misma gracia la presencia del Oráculo de Omaha en su accionariado. Por eso, está considerando ejecutar su opción de recompra de las preferentes que atesora Buffett, al que le reportaría unos 1.500 millones de dólares.

 

Según recoge el diario The Wall Street Journal, que cita a fuentes cercanas a la operación, este movimiento supondría un desembolso para el banco presidido por Lloyd Blankfeind de 5.500 millones de dólares, además de una carga adicional de 1.600 millones de dólares.

Una seria posibilidad

Hace ya más de dos años desde que el gurú financiero materializó su confianza en uno de las más prestigiosas entidades de EEUU con la inyección, a través de su holding empresarial Berkshire Hathaway, de 5.000 millones de dólares.

En virtud del acuerdo, la inversión podía ser redimida en cualquier momento, y eso es lo que se está planteando seriamente Goldman, aunque el rotativo destaca que no está claro si ha solicitado ya a la correspondiente autorización Reserva Federal, necesaria para acometer la adquisición.

Sin embargo, indica que los ejecutivos de la entidad con sede en Nueva York están muy decididos a emplear una parte de los 173.000 millones de euros que acumula en exceso de liquidez para deshacer la apuesta de Buffett.

Un buen apoyo, pero muy caro

Y es que, aunque en su día les valió para mantener la confianza de los mercados, a día de hoy el gesto del multimillonario les está saliendo muy caro. Los títulos preferentes que adquirió en septiembre de 2008 tienen un dividendo del 10% de por vida. Esto supone, según los cálculos del WSJ, que el banco paga 15 dólares por segundo a Buffett: hasta el momento ya ha abonado a su mecenas unos 1.000 millones de dólares.

Además, Buffett cuenta con garantías para comprar hasta 43,5 millones de acciones comunes a un precio de 115 dólares por título durante un periodo que finaliza el 1 de octubre de 2013.

Las acciones de Goldman cotizaban entorno a esta cifra en el momento en que se firmó el pacto, pero han subido bastante desde entonces. De hecho, el miércoles marcaron un precio de cierre de 159,6 dólares. De seguir esta tendencia, Buffett obtendrá importantes retornos, por lo que varios analistas estiman que esperará hasta que se aproxime la fecha para ejercitar su opción sobre estas acciones.

Pero hay más razones por las que la firma que dirige Blankfeind puede querer desembarazarse de Buffett. Otra de las condiciones fijadas en su día para su entrada en el capital del banco fue la de que ninguno de los altos directivos del banco, incluido Blankfeind, podía vender más del 10% de sus participaciones en la firma. Esta cláusula incluía a sus esposas e hijos.

Ayer mismo, un analista de Bank of America Merrill Lynch Global Research afirmó que la participación de Berkshire Hathawy es “cara e inútil en el nuevo entorno económico, y con muchas posibilidades de ser redimida a corto plazo”.

En el tercer trimestre del ejercicio, Goldman Sachs registró un beneficio neto de 1.900 millones de dólares.

Advertisements