Las autopsias aportan sorpresas

En los últimos días comenzó a tomar fuerza la teoría acerca de una alteración a nivel sanguíneo en el intercambio de dióxido de carbono y oxígeno como la causa del daño pulmonar que manifiestan los pacientes con COVID-19, pero ¿de qué manera la inflamación generalizada que genera el virus favorece la formación de trombos? ¿son dichos trombos sanguíneos causantes de muchas muertes?