Cuando a una empresa fuerte se le une una financiación barata

El resultado solo puede ser uno seguir subiendo, con dinero fácil y barato podrá afrontar los retos que guste sin más limitación que la imaginación de un equipo de estrategia comercial capitaneado por un Ceo que si encima es un visionario en un sector donde el futuro se crea día a día, estas se convierten en imparables e inalcanzables. La FED ha tenido que poner limitaciones en las emisiones de deuda corporativa para que gracias a tipos muy bajos se fortalecieran más las más débiles y menos las más fuertes para lograr un equilibrio intermedio del conjunto, es decir establecer topes mínimos altos para las grandes empresas que superen un determinado rendimiento anual y bajarlos a la que no. De esta forma las fuertes tenderán a convertirse en grandes trusts que por supuestos harán prácticas monopolísticas contra las que la competencia nada podrá hacer.

Las FANG han entrado en subida libre si ya se financian a rentabilidades muy bajas .. pues ancha es Castilla para ellas .. así mercado o sector nuevo en el que entren automáticamente serán líderes y esto será demoledor para los que estaban de antes. Llamadme ilusos pero cada vez creo más en que va sobrevenir una nueva década prodigiosa para la RV EEUU y sus empresas de mayor capitalización bursátil y poder económico.

nyse-index-3-junio-2020% - Cuando a una empresa fuerte se le une una financiación barata

“La acción de la Fed permite la financiación barata
Más allá de las conclusiones que caben extraerse sobre la fortaleza de la compañía de Jeff Bezos en esta noticia, también sirve para tomar la temperatura a un mercado de deuda totalmente distorsionado por la acción de la Reserva Federal estadounidense (la Fed).

En concreto, las políticas monetarias de la Fed (incluyendo la compra de bonos corporativos) están sirviendo para que las compañías americanas (y el Gobierno) se financien muy barato, en medio de la crisis provocada por el coronavirus.”  

Y eso, a pesar del incremento de la oferta de deuda: en 2020, las compañías con calificación ‘investment grade’ han emitido deuda por valor de un billón de dólares a un ritmo vertiginoso” (FINANZAS.COM)