Kuwait o cuando se nace con un lingote de oro bajo el brazo

Un fantástico país donde NO pagas impuestos y el Estado te paga TODO: ¡Vives gratis como rey! Pero luego todo lo que reluce no es oro y las sombras sobre todo sociales afloran a gobierno que funciona como una monarquía absolutista de cuello blanco. Los extranjeros se dividen en dos los cualificados y la mano de obra barata pero a muchos efectos son tratados de la misma forma. Si los extranjeros enferman se tienen que ir del país, los no cualificados pagan cuantiosas comisiones por enviar dinero a su país de origen cuando realmente cobran una miseria por ley.

Hay hablaremos sobre un país que no todos conocen y que la gran mayoría ni siquiera puede apuntarlo en un mapa. Tiene una economía pequeña, pero rica y relativamente abierta. El 90% de las exportaciones de este país tienen un solo nombre: petróleo. Este país es fabuloso si tienes la ciudadanía, ya que los locales gozan de un alto nivel de vida.

El Estado, al ser el dueño absoluto de la industria petrolífera, corre con los gastos de la educación de sus ciudadanos, desde el jardín de infancia hasta la universidad, incluidos los estudios en el extranjero. La asistencia médica es también gratuita. Para que se hagan una idea de lo rico que es vivir en Kuwait pero si eres de allí, claro está: es uno de los pocos países del mundo que no cobra ni un solo dólar en concepto de impuestos sobre la renta a sus habitantes.

Y aunque por muchas décadas los ciudadanos de este país han vivido amparados por su gobierno con una política del ‘todo gratis’ y con grandes lujos, las cosas empiezan a cambiar.