El Dax que no y que no quiere

Nos tiene hartos el selectivo alemán porque con él parado el Euro Stoxx tiende a moverse menos que un jarrón chino y vamos a seguir donde estamos mientras al otro lado del charco nos humillan con unos mercados ya claramente por encima de los niveles de febrero.

El Dax no ha sido capaz de batir sus máximos precedentes de septiembre que casi supone cerrar el gap de ruptura de febrero. Si rebotó en noviembre pero solo la primera semana luego extrañamente se quedó parado consolidando el solo como la vuelta en V que hizo a máximos de octubre y ahí sigue que ni ponche ni limonada, quieto, consolidando solo Dios sabe qué porque prácticamente lleva en lateral desde principios de junio.

Lo malo es que igual es una señal de aviso que no estamos sabiendo leer, un mal barrunto, esta divergencia incluso con índices europeos algo tiene que significar porque los índices no hacen cosas sin sentido y mirad que ha tenido datos coadyuvantes o catalizadores positivos para un mejor comportamiento técnico, es un no por el no.

Siendo el índice más correlacionado con Wall Street debería estar cotizando 2.000 puntos más arriba pero si sigue así los de allí y los de aquí la diferencia teórica se va a expandir porque los estadounidenses no paran, y claro también hay que sumar a estos los BRIC, Emergentes, Japón  parecemos la pariente pobre de la RV GLOBAL.

DAX-3-DICIEMBRE-2020% - El Dax que no y que no quiere

Advertisements