Nos toca pagar por activa y por pasiva

pinosanchez% - Nos toca pagar por activa y por pasivaGonzález dejó España con una escándalo de corrupción diario, con la seguridad social quebrada, con un 20% de paro y un 5% de inflación, dejó a este país visto para sentencia.

Zapatero tras dos legislaturas de Aznar de la Champions League y los cheques-bebés dejó a España en un recesión económica desbordada por los efectos de la burbuja financiera, su buenismo y sus queda-bien con todos llegó a la estupidez que acabó con ella la mayoría absoluta de M. Rajoy.

Ahora tenemos a Sánchez siguiendo una política mercenaria para poder llegar y mantenerse en la Moncloa cueste lo que cueste, a los españoles claro no a los socialistas, no ha dudado en buscar ayudas en los caladeros más peligrosos para este país como el vasco y el catalán, no dudando en asociarse con el populismo de Podemos tras cortejar a los liberales de Ciudadanos, hubiese pactado con el diablo con tal de tener los votos que le dieran para la presidencia del Gobierno.

Con el covid ha dicho y hecho todo tipo de herejías, no le ha dicho ni la verdad al médico, ha pagado trabajos de todo tipo a expertos externos y  se ha inflado a contratar asesores para hacer el trabajo de los políticos y como Rasputín de cabecera a un  Iván Redondo que tras las elecciones a la CAM se ha caído con todo el equipo, pero lo que más ha dañado a este país han sido sus mentiras, su falta de decisión política, su incapacidad de gestionar una crisis que ha puesto en evidencia a todo es ejecutivo.

Ahora toca lo que toca crucificarnos a impuestos para cuadrar las cuentas públicas para que Bruselas haga las transferencias convenidas de  capital para poder arrancar de nuevo a este país, los impuestos lo iban a pagar los ricos según Maria Jesus “pinocho” Montero ,  Pablo “bocachanclas” Iglesias y Pedro “marineta” Sánchez.

“Se lo voy a decir con mucha claridad. Este Gobierno no va a subir los impuestos a la clase media ni a la clase trabajadora”. Así de contundente se mostraba la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a principios del año pasado. Tanto ella como el resto del Gobierno insistían en que el alza fiscal que preparaban, de nada menos 80.000 millones de euros, lo iban a pagar las empresas y los grandes patrimonios a través de unos “nada abusivos” impuestos ecológicos -llamados verdes- y con la nueva fiscalidad a las tecnológicas, la polémica tasa Google.

Sucedió lo contrario. El grueso de medidas fiscales se centra ahora en las rentas medias y bajas para intentar cuadrar unas cuentas públicas -quebradas, o al borde de ello, según el consenso de analistas- que presentan un déficit de más del 10% -la mitad de él estrucutral-, con una deuda pública que supera el 120% del Producto Interior Bruto (PIB). El plan de reformas enviado a Bruselas, y que el Gobierno ha presentado varias veces sin precisar cifras, promete a Bruselas una subida histórica de los impuestos a las clases medias y trabajadoras para paliar los números rojos.

Eleconomista.es

Al final señores lo de siempre, las rentas medias y bajas son las que pagarán la factura de la crisis como todas crisis pasadas, presentes y futuras. Nos van a inflar a impuestos justo cuando menos se deberían subir para reactivar de nuevo este país si llegamos a alcanzar la inmunidad de rebaño, si las nuevas cepas del covid lo permiten claro.

AQUI VAN 100 hechos que dejan en la cuerda floja al ejecutivo socialista  y la fuente ha sido magnánima con este Gobierno a los que hay que sumar convertir la campaña a la CAM en una disyuntiva entre la democracia y el fascismo, cosa por las que  el pueblo de Madrid castigó contundentemente, mientras este se desangra  social y económicamente para la izquierda todo era por una invasión “facha”.

1. El viernes 13 de marzo de 2020 los muertos en España superan el centenar, pero Sánchez desvela 24 horas antes que va a decretar el estado de alarma. Un anuncio anticipado e insólito que provoca multitud de desplazamientos por el país antes del cerrojazo, contribuyendo a la difusión del virus.

2. El Gobierno había destituido en enero a José Antonio Nieto, responsable del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Policía Nacional que recomendó desde enero evitar aglomeraciones y prepararse para una epidemia.

3. Sánchez decreta el 14 de marzo el estado de alarma por 15 días y confina a 47 millones de españoles. Lo hace en una rueda de prensa en la que Moncloa ha filtrado previamente las preguntas, un sistema polémico que durará semanas.

4. Pablo Iglesias se salta la cuarentena tras el positivo de su pareja, la ministra de Igualdad, Irene Montero, y asiste de forma presencial y sin mascarilla al Consejo de Ministros del 14 de marzo.

5. El Ministerio de Sanidad sólo contabiliza las muertes hospitalarias ratificadas por una prueba PCR, a diferencia del sistema seguido por algunas comunidades en base a los registros de las funerarias.

6. El Gobierno prepara un contrato macro de adquisición de material sanitario procedente de China con un fondo de 1.000 millones. Lo hace días después de decretar el estado de alarma. Queda acreditado que desoyó las alertas internacionales lanzadas desde la OMS, que desde hacía una semana ya consideraba la situación como pandemia. No hizo aprovisionamiento de material, pese a que el 22 de enero el ministro Illa había asegurado que España estaba «sobradamente preparada» para hacer frente a la epidemia.

7. Sanidad, incapaz de encontrar material de seguridad para sus sanitarios, que han recurrido a pertrecharse con bolsas de basura ante la falta de trajes, recurre al mercado chino. Lo hace con el mercado «tensionado» y pagando hasta 20 veces más caras las mascarillas, por ejemplo.

8. Ante el cariz que adquieren los acontecimientos en las residencias, Iglesias se pone al frente de la situación el 19-M por delegación del mando único. Anuncia una ayuda de 300 millones para atajar urgentemente la enorme letalidad que muestran estos centros, pero ese dinero no será transferido a las comunidades hasta finales de abril. Fecha en la que lo peor ya había pasado.

9. Sánchez inaugura el 22 de marzo su Aló Presidente de los fines de semana, con convocatorias de prensa en las que las preguntas son filtradas dando voz a medios ‘amigos’ y minimizando las cuestiones críticas. Ese día asegura que España ha comprado test rápidos «homologados y fiables». En cambio, la partida será devuelta días después por su baja sensibilidad. Primera estafa de material descubierta.

10. El ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, reconoce que el Gobierno conocía la gravedad del coronavirus desde enero.

11. El ministro Illa se niega a revelar el nombre del «proveedor habitual» de Sanidad de los test defectuosos de la firma china Bioeasy. Semanas después trasciende que fue Interpharma, un laboratorio de cosmética. Los contratos de compra de material, afectados por la ley del estado de alarma, dejan de mostrar los pliegos y los detalles afectando gravemente a la transparencia.

12. El principal sindicato de funcionarios CSIF se querella contra el Gobierno por homicidio imprudente al desoír los avisos de la OMS. Los sindicatos médicos, como CESM, reclaman ante los juzgados que se dé material de protección a los sanitarios: España está marcando récords mundiales de profesionales infectados.

13. Salvador Illa impone que los profesionales sanitarios infectados vuelvan al trabajo en siete días, aún sin estar curados e incluso sin hacerles un test PCR. Días después, Sanidad rectifica el documento y les insta a terminar el aislamiento.

14. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, reconoce en una entrevista que «las advertencias sobre la gravedad las teníamos, desde enero, desde que vimos lo que estaba pasando en China».

15. Con 13.798 muertos por coronavirus, Televisión Española estrena en horario de máxima audiencia Diarios de una cuarentena, que se publicita como «serie de humor». Los métodos del Gobierno para tapar el duelo, que posteriormente se unirán a un documento de Sanidad en el que recomienda que para afrontar muertes es mejor «no buscar culpables». «No nos sirve para mejorar, produce el efecto contrario».

16. Pedro Sánchez miente en el Congreso de los Diputados al afirmar que España «es el país que primero tomó medidas de confinamiento en todo occidente, el primero. Lo hicimos solamente con 120 fallecidos».

17. Un fake más de Sánchez, cuando dice que «este estudio, el de la Universidad de Oxford, otorga a España la puntuación más alta de los países occidentales» en la respuesta frente al coronavirus. Los datos del estudio le desmienten radicalmente: España reaccionó al nivel de Afganistán o Botsuana.

18. La OMS alerta el 10 de abril de un «rebrote mortal si se levantan las medidas de confinamiento demasiado rápido», pero sólo tres días después se produce la vuelta al trabajo de los trabajadores no esenciales.

19. Los trabajadores no esenciales vuelven a sus puestos sin pruebas PCR masivas, ni tomas de temperatura. Millones de españoles vuelven a sus centros de trabajo con una sola instrucción: llevar mascarilla en el transporte público. Ni siquiera se exige en entornos cerrados. En febrero, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, aseguró que no eran «necesarias».

20. El Gobierno mantiene la opacidad sobre la cifra de muertos en las residencias de ancianos. Se niega a aportar cifras y dice que lo hará «más adelante».

21. Sanitarios de distintas comunidades usan durante días mascarillas defectuosas de la marca china Garry Galaxy adquiridas por el Gobierno y el Ministerio de Sanidad tiene que retirarlas. No se realiza un estudio en profundidad para conocer los efectos de este grave error sobre la salud de los sanitarios.

22. Moncloa revela que el Gobierno autorizó 480 manifestaciones el 8-M por toda España (sin incluir los datos de Cataluña), a las que asistieron 600.979 personas. El virus ya estaba desbocado para entonces.

23. Se prohíbe tajantemente la celebración de ritos religiosos en público durante la Semana Santa, pero se permite el rezo de musulmanes en plena calle en El Vendrell (Tarragona). La Policía, con órdenes de impedir cualquier tipo de reunión en la vía pública, contempla el rezo de lejos.

34. El general José Manuel Santiago, jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, confiesa que rastrean las redes «para minimizar el clima contrario al Gobierno». El ministro Grande-Marlaska habla de «lapsus». Sin embargo, semanas después se dará orden expresa de que finalicen estas tareas tras la polémica suscitada.

25. Los perfiles del Ministerio de Sanidad en Facebook comienzan a mostrar una actividad inusitada. Miles de ‘me gustas’ a sus mensajes oficiales posicionan sus publicaciones, pero los usuarios que están detrás son falsos: cientos de perfiles fake de mujeres tras los que hay robots. Sanidad se desentiende y dice que no tiene nada que ver.

26. El Tribunal Supremo ordena al Ministerio de Sanidad que provea de equipos de protección al personal sanitario. Es una demanda presentada por los propios sanitarios ante el silencio de la Administración. España tiene el doble de profesionales contagiados que el resto de países.

27. Los mayores de 80 años son apeados de las UCI. A mediados de abril, de 17.084 pacientes de esta edad hospitalizadas por coronavirus, sólo el 1,4% había accedido a una unidad de cuidados intensivos.

28. Otra mentira de Grande-Marlaska en prensa: «Hemos sido capaces de dotarnos de los medios materiales y personales necesarios para enfrentarnos a una crisis de gravedad manifiesta». Sus agentes, mientras, suben a redes sociales imágenes de las mascarillas caseras que les entrega la ciudadanía en comisarías -y miembros de la comunidad china- ante la escasez de medios.

29. El ministro del Interior falta a la verdad: «España, a día de hoy, es el país que más test realiza sobre posibles contagiados». Las estadísticas oficiales de la Universidad de Oxford le desmienten tajantemente.

30. El Gobierno no explica por qué clasificó como grupos de «baja probabilidad de exposición» a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Los agentes le recuerdan al ministro que llevan en las calles desde el primer día del estado de alarma.

31. Ningún miembro del Gobierno se recorta el sueldo en solidaridad con los afectados por la crisis económica derivada del coronavirus.

32. TVE se niega a incluir un crespón negro en su logotipo «para no preocupar más a la población».

33. Sánchez justifica el mayor número de muertos en España respecto a otros países aludiendo al «envejecimiento de la población española». Según Eurostat, España no está siquiera entre los 10 países más envejecidos de la UE.

34. Marlaska admite el 23 de abril que sólo se han hecho 5.000 pruebas PCR a los más de 170.000 agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Es decir, apenas un 3%.

35. El Gobierno desoye al ECDC y se niega a computar todas las muertes con el coronavirus como causa principal o contribuyente. También a la OMS. Lo hará durante meses, hasta que en noviembre cede a la presión y cambia el conteo. Se actualizan las series históricas y afloran miles de muertos, que serán sumados al total con cuentagotas inflando el número de muertos diarios.

36. Sanidad rebaja el cómputo oficial de contagiados el 24 de abril y cambia la metodología, excluyendo a los contagiados detectados en una prueba rápida de anticuerpos. El Gobierno se lanza a una estrategia matemática para no salir de la primera ola como el peor país de Europa.

37. El Consejo General de Enfermería de España presenta una querella criminal contra Pedro Sánchez, Salvador Illa y Fernando Simón. Han dejado desprotegidos a los sanitarios, denuncian.

38. Tras esgrimir la causa de envejecimiento, Sánchez justifica la elevada mortandad por coronavirus en España con argumentos peregrinos como ser un país muy turístico. «No digo que sea la única causa, digo que puede existir una correlación directa», afirma.

39. El Gobierno autoriza a casi 6 millones de niños a salir a la calle bajo la norma «un progenitor, una hora, un kilómetro» pero sin especificar cómo se controlaría el tiempo y la distancia. Primeras aglomeraciones en las vías.

40. El vicepresidente Pablo Iglesias aparece sin mascarilla en unas imágenes mientras hacía la compra en un supermercado seguido de sus escoltas. La mascarilla  ya era obligatoria en estos centros.

41. La ministra de Igualdad, Irene Montero, sigue a lo suyo: «La situación que atravesamos afecta de manera específica a las personas LGTBI».

42. La ministra Calviño afirma en mayo que «las estimaciones apuntan a un impacto poco significativo y transitorio» en la economía. España acabará 2020 siendo la economía que más retrocedió y la que tiene peores previsiones de crecimiento del primer mundo.

43. La OCDE le hace la ‘pelota’ a España y la sitúa como uno de los países que más test hace. Sin embargo, los autores del estudio advierten que esos datos no son correctos: corrige su ranking de países  y relega a España del puesto octavo al 17º.

44. Pedro Sánchez, doctor en Economía por la UCJC, dice que la Unión Europea pondrá en marcha un fondo de recuperación de «1,5 trillones de euros», en lugar de billones.

45. El BOE publica compras millonarias de material sanitario por parte del Gobierno a empresas de «dirección desconocida». Illa habla de «error administrativo». Otro bulo del Gobierno: la ministra Maroto dice que «la buena relación con China ha permitido cerrar con éxito operaciones comerciales con proveedores fiables».

46. El mes de abril concluye con 41.239 trabajadores sanitarios contagiados, más de un 20% del total de casos confirmados y la tasa más alta del mundo.

47. Pese a protagonizar el confinamiento más largo del planeta, Sánchez sostiene que «hemos limitado en un tiempo récord la transmisión del virus».

48. El País Vasco se convierte en la única comunidad en la que se permite la movilidad interprovincial en la fase 1 tras apoyar el PNV la cuarta prórroga del estado de alarma.

49. La ministra para la Transición Ecológica sostiene que la buena gestión de Portugal se debe a que el virus «venía del este y ellos están un poco más al oeste y entonces pudieron parar un poco antes». En la misma línea, la vicepresidenta Calvo explica así la fuerte incidencia del coronavirus en España: «Nueva York, Madrid, Teherán y Pekín están casi en línea recta y son las grandes ciudades donde se ha dado un problemón del demonio».

50. Consumo desaconseja el reparto genérico de mascarillas FFP2 a la población, como el realizado por Madrid, por su alta protección. Se pronuncia así después de mes y medio de desabastecimiento de estas mascarillas en centros sanitarios.

51. En plena crisis, el Gobierno aprovecha el Consejo de Ministros del 28 de abril para engordar la Administración con 11 nuevas subdirecciones generales.

52. El ministro del Interior lanza otro embuste al señalar que «todos los funcionarios que han tenido síntomas o que han tenido relación con un positivo a la Covid-19 han sido sometidos a la prueba». Los agentes le recuerdan que las órdenes eran irse a casa sin test.

53. Simón no sabe explicar la diferencia de 5.000 muertos entre los datos de Sanidad y los de los registros civiles que reflejan el sistema MoMo. Llega a hablar de un «accidente de tráfico enorme».

54. PSOE y Podemos impulsan una Comisión de Reconstrucción en el Congreso donde imponen su programa y exigen que no sea un foro de control al Gobierno. Podemos coloca de vicepresidente de la Comisión de Reconstrucción al dirigente comunista Enrique Santiago, admirador de Lenin y abogado de los los grupos terroristas colombianos FARC.

55. El socialista Patxi López, sin estudios universitarios terminados, es elegido para presidir la Comisión de Reconstrucción. En Italia, tal encargo lo recibe Vittorio Colao, MBA por Harvard y ex CEO mundial de Vodafone. El PSOE veta que altos cargos del Ministerio de Sanidad, como la directora de Salud Pública, Pilar Aparicio, comparezcan en el Congreso.

56. La CNN le da un revolcón a Sánchez acusándolo directamente de mentir. La Universidad Johns Hopkins no sitúa a España en el quinto puesto en la realización de test de coronavirus. Es más, esta universidad ni siquiera elaboró un ranking con tal comparativa.

57. El Gobierno rectifica para sacar adelante la quinta prórroga y pacta con Ciudadanos que el estado de alarma se extienda 15 días y no un mes, como había planteado inicialmente. A su vez, el PSOE pacta con los proetarras de Bildu la derogación íntegra de la reforma laboral del PP pese a no ser necesaria su abstención. La ministra Calviño desmiente que el Gobierno vaya a derogar de urgencia toda la reforma laboral del PP pese a lo pactado por PSOE y Podemos con Bildu.

58. El retraso del Gobierno en el pago de los ERTE por parte del Gobierno genera multitud de protestas en la opinión pública. El teléfono de atención de los ERTE salta un mensaje automático: «Su solicitud está en trámite». Lo hace un contestador que ni siquiera pide nombre, apellidos o identificación del ciudadano interesado en conocer cómo está su ayuda.

59. La Seguridad Social cobra las cuotas a 400.000 autónomos pese a que tenían reconocida la ayuda por cese de actividad.

60. Sánchez tarda más de 70 días desde la declaración del estado de alarma en decretar el luto oficial. El Gobierno politiza el decreto de luto oficial: «Es proporcionado expresar el convencimiento de que la valoración de los cuidados en las decisiones públicas es la apuesta más fecunda por el futuro».

61. Sánchez usa la tribuna del Congreso y jalea ‘Viva el 8-M’ para presionar a la juez en el marco de la investigación al delegado del Gobierno en Madrid, el socialista Franco, por permitir la marcha de 120.000 personas. Sánchez instrumentaliza a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado para frenar, boicotear y atacar la instrucción del 8-M por parte de la juez Rodríguez-Medel.

62. Interior purga al coronel al frente de la investigación del 8M. Lo hace en domingo, de noche, y de forma fulminante. La directora general de la Guardia Civil, la socialista María Gámez, reconoce que la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos se debió a que no dio cuenta al Ejecutivo de la investigación del 8-M. De haberlo hecho, habría cometido una ilegalidad ya que se trataba de una investigación judicializada.

63. La vicepresidenta Calvo desliza que la oposición está detrás de una intentona de golpe de Estado, con la connivencia de miembros de la Guardia Civil y la Policía. Moncloa lanza su teoría de la conspiración. Alegan que eso está detrás de la ‘purga’ que están viviendo en la cúpula de la Guardia Civil. Sánchez insinúa que Marlaska purgó a De los Cobos para evitar una «policía patriótica».

64. Interior permite un multitudinario cortejo fúnebre a Julio Anguita en las calles de Córdoba, mientras prohíbe que más de tres familiares despidan a los muertos por coronavirus.

65. La Policía identifica a una familia en Madrid por portar una bandera grande de España con el lema «Gobierno dimisión». Lo vuelve a hacer en días sucesivos. Los casos de identificaciones por caminar por la calle con la bandera de España se hacen más comunes.

66. Marlaska obliga a la Guardia Civil a blindar el casoplón de Pablo Iglesias ante las protestas ciudadanas. Insta a los agentes a imponer multas de 600 euros a los manifestantes e incluso requisa las paelleras. Hasta medio centenar de agentes, con una unidad especial del GRS.

67. El CIS del socialista Tezanos realiza barómetros extra sobre la crisis del coronavirus para adular al Gobierno. Llega a decir que conforme empeora la situación económica de España, «mejora la economía de los españoles».

68. El recuento de fallecidos alcanza el esperpento: casi 2.000 muertos por coronavirus ‘desaparecen’ de la estadística oficial. Se dan por ‘resucitados’. Volverían a las estadísticas tiempo después.

69. El Gobierno pacta la abstención de ERC en la sexta y última prórroga del estado de alarma a cambio del compromiso de retomar en julio la mesa de negociación con los separatistas catalanes.

70. El Gobierno permite la llegada de alemanes al país, pero prohíbe el movimiento entre comunidades. Por ejemplo, no se puede viajar de Almería a Murcia mientras aterrizan alemanes en España.

71. Fernando Simón, sobre la ocultación de los muertos reales: «Nos quedan 13.000 fallecidos ahí, pero no podemos ubicarlos ahora». A 19 de junio, Moncloa sólo reconoce a 28.315 muertos de coronavirus con PCR.

72. El Gobierno, en base a lo que le dice un «comité de expertos» que luego se demostraría que tan sólo eran los funcionarios de Sanidad, impide sistemáticamente a Madrid pasar de fase en la desescalada.

73. El 10 de junio, Sánchez da «por vencido» al coronavirus. Lo hace en el Congreso, asumiendo que su gestión ha permitido salvar más de 450.000 vidas. Sin embargo, meses después le enmienda un estudio matemático elaborado en España: se habrían evitado 23.000 muertos si se hubiese confinado justo una semana antes de lo que Sánchez lo hizo.

74. El Gobierno encara el final del verano con la sombra de una segunda ola en ciernes. Sin embargo, los planes de ‘Vuelta al cole’ siguen en pie: a 3 días de que los alumnos regresen a las aulas, el Ministerio de Educación aún no ha hecho público el protocolo de seguridad sanitaria.

75. Madrid empieza a notar cómo aumentan los contagios por el efecto de la vuelta de vacaciones y propone que se le permita realizar cribados masivos con test de antígenos. Sanidad se lo niega alegando que no tienen suficiente sensibilidad pese a que son mucho más rápidos y no congestionan los laboratorios. Finalmente, tras semanas, acaba imponiéndose el criterio de Madrid. Los test de antígenos acabaran siendo la herramienta más eficaz para el rastreo.

76. Moncloa y Sanidad se lanzan a una guerra de datos contra Madrid alentando las hipótesis de que la Comunidad miente en sus datos y oculta contagios. Madrid defiende que desde mediados de septiembre sus positivos están en claro descenso. Las estadísticas de Sanidad suman 11.000 casos inexistentes en 24 horas para disparar la incidencia, y rectifican días después.

77. El Gobierno decreta el cierre de Madrid en octubre, en contra de lo que sostenía la propia Comunidad. Lo hace mediante una simple orden ministerial firmada por el ministro Salvador Illa. Una decisión ilegal que terminaría tumbando el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

78. Sanidad miente y dice que en Madrid hay «transmisión comunitaria» del virus, el nivel más alto de contagios. Sin embargo, lo que dice Illa no se corresponde con lo que Sanidad transmite a la UE: no hay transmisión comunitaria en Madrid.

79. Para arreglar el desaguisado de la orden ministerial de Illa, tumbada por la Justicia, Sánchez convoca un Consejo de Ministros extraordinario y declara un estado de alarma ad hoc para Madrid. Una decisión que supone tumbar el modelo de restricciones quirúrgicas que aplicaba Ayuso y que habían mostrado eficacia durante un mes.

80. España supera el millón de contagiados. Mientras el Gobierno se enfocaba en Madrid y permitía el movimiento en otras regiones, el país entra en máximo nivel de riesgo. A finales de octubre se declara un nuevo decreto de estado de alarma. Coincide con la inauguración del primer hospital de pandemias de España, el Isabel Zendal de Madrid. El ministro de Sanidad declina la invitación para asistir a la inauguración de las instalaciones.

81. Sánchez maniobra para que el estado de alarma le permita no comparecer más que lo mínimo y necesario ante el Congreso. Lo pacta con ERC. Ni siquiera el presidente defiende el estado de alarma en la Cámara Baja: envía a Illa a hacerlo.

82. El vicepresidente Iglesias se niega en noviembre a comparecer en la comisión del Parlament que analiza la situación en las residencias. Iglesias vuelve a negar ser el mando único de las residencias que él mismo había asumido en marzo.

83. Madrid pide a Sanidad, con una antelación de más de un mes y medio antes de la Navidad, que se le permita realizar test masivos a través de las farmacias. El objetivo es que las cenas festivas que se avecinan se realicen con total seguridad. Tras varias cartas, la misma respuesta: silencio. Sanidad contestaría finalmente que sí, pero lo haría dos semanas después de Navidad.

84. El Gobierno prepara un decreto de instrucciones para una «Navidad segura». Se inventa la figura etérea del «allegado» y habla de fiestas «a distancia». En el Congreso ni siquiera menciona la palabra Navidad: habla de «las fiestas del afecto».

85. El 26 de diciembre llegan a España las primeras dosis de la vacuna con la pegatina de Gobierno. Las imágenes las difunde la propia Moncloa. Es el único país donde el gobierno ha capitalizado políticamente esta entrega. En el resto de la UE, las dosis llegan con la bandera del país receptor.

86. Tras meses negándose, el Gobierno admite el refuerzo de controles en aeropuertos que le solicitaba Díaz Ayuso. Un estudio científico posterior retrataría a Sánchez: en el mes de octubre, durante la fase de explosión de la nueva cepa británica, España fue el país que más vuelos recibió de la zona de Londres.

87. Lo mismo ocurre con la incipiente cepa brasileña. Una docena de vuelos procedentes de Brasil han estado entrando en España semanalmente. El Gobierno ya conocía la existencia de esta variante pero no se evitaron los vuelos.

88. Con la fiebre por las vacunas aparece el fenómeno de los ‘vacunajetas’, cargos públicos y personalidades que aprovechan su posición para acceder anticipadamente a una dosis. Varios alcaldes socialistas son ‘cazados’ colándose. A Fernando Simón le preguntan por ello y su respuesta deja boquiabierta a España: se puede poner a «quien pase por allí», algo que contraviene el protocolo de Sanidad y de la UE.

89. El PSOE nombra al ministro Illa candidato para las elecciones catalanas. Pasará un mes hasta que dimita de su cargo, tiempo en el que Sanidad procede a diseñar el reparto de las ansiadas dosis de la vacuna. Sorpresa: Cataluña recibe más proporcionalmente que Madrid. La oposición le acusa de usar su cargo para hacer campaña.

90. Hacienda se resiste a bajarle el IVA a las mascarillas FFP2. Según la ministra María Jesús Montero, porque «no son obligatorias». El Gobierno mantiene la bajada únicamente para las quirúrgicas, que primeramente intentó evitar su rebaja aduciendo que la UE no le permitía bajar los impuestos. Una carta oficial de Bruselas le desmiente: dieron permiso a España en mayo para bajar el IVA.

91. Sanidad desoye las peticiones de 38 expertos para que haga obligatorias las mascarillas FFP2. El ministerio hace oídos sordos y sigue manteniendo el criterio impuesto por Fernando Simón: son «mascarillas egoístas». El Gobierno usa mayoritariamente FFP2.

92. Grande-Marlaska da órdenes a las prisiones para que se permitan de forma inmediata los ‘bis a bis’ en cárceles, incluso en aquellas regiones con alto nivel de riesgo de contagio donde se ha cerrado la hostelería.

93. A principios de enero de 2021 se declara la tercera ola. El plan de ‘Navidades seguras’ que el Gobierno anunció a bombo y platillo no ha funcionado. Simón lo explicaría así más tarde: «Lo hemos pasado mejor de lo que debíamos». Millones de familias pasaron las fiestas separados.

94. Sanidad vuelve al ataque contra la hostelería y aduce que la gran mayoría de contagios de la tercera ola se están produciendo en bares, a pesar de que las estadísticas dicen lo contrario. Se azuza a las comunidades a endurecer las medidas contra el sector.

95. Sánchez presenta en el Congreso su plan para el reparto de los fondos de la UE, pero oculta el dictamen del Consejo de Estado que era crítico con su sistema de control.

96. Las nuevas cepas avanzan mientras desde el Reino Unido avisan que son más letales y contagiosas. Simón responde minimizando su impacto en España, que será «marginal». Rectificará 8 días después para anunciar que, efectivamente, matan más y podrían ser predominantes en marzo. Empiezan a serlo ya en febrero.

97. Iglesias desenmascarado: apuesta por lo público pero compra 2.000 test privados para su equipo ministerial. Alega, a través de Transparencia, que lo hace por los «retrasos» de la pública.

98. Sánchez salva la tercera ola sin dar explicaciones en el Congreso. Desde su última comparecencia se han contagiado más de un millón de españoles más. Ya superan los 3 millones. Y los muertos, los 100.000.

99. Casi un año después, el Imserso hace público el primer informe con cifras oficiales de la mortalidad en residencias: 29.408 personas han fallecido en centros de mayores durante la pandemia. Ni una palabra del ‘mando único’ Iglesias.

100. Vuelve el 8M. La Delegación del Gobierno de Madrid autoriza marchas de hasta 500 personas, Sanidad dice que «no ha lugar» y finalmente el Gobierno da marcha atrás. La ministra de Igualdad, Irene Montero, anima a las feministas a acudir de todas formas.

FUENTE : https://sincitytorremolinos.press/index.php/2021/03/09/las-100-mentiras-de-pinocho-sanchez-dime-a-quien-votas-y-te-dire-quien-eres

Pablo Iglesias pese hacerse cargo de las residencias de ancianos públicamente no visita ninguna y cuando le acusan de ello dice que coordinó los trabajos de desinfección con la UME pero la Ministra de Defensa lo desmiente públicamente a lo que replica que tiene pruebas de ello

Los errores del Ministro Marlaska son tan enormes y de tal envergadura que era para haberle pedido su dimisión, sin en cambio sigue en su puesto ni él se va echando por tierra de carrera jurídica ni Sánchez lo echa lo que agrava aún más la imagen política del Ministro, del Presidente y del PSOE.

Señores estamos pagando las consecuencias de un gobierno-fake que teniendo más asesores que ningún otro de la UE estamos a la cola en materia de gestión política, económica y social global de un país entre los países desarrollados, con un paro , un PIB y una deuda que aterran.

Ayuso en Madrid hace una campaña simplona y a favor de obra porque no es ninguna lumbrera, ni una estadista y ni tan siquiera una intelectual pero ella solita  le comió los votantes de Ciudadanos, ganó en el 99% de las localidades incluso las obreras y humildes, se cargó a la cúpula del PSOE en Madrid, deja tocada a  la Moncloa, liquidó a Iglesias que dejó la política haciéndose la víctima cuando el realidad lo echó el pueblo por incompetente y haber entrado en contradicciones delirantes, ojo igual que a los socialistas , solo le permitió ganar un solo escaño a VOX por lo que queda claro que Madrid no es “facha”   y a Más Madrid la dejó como segunda fuerza política pero sin avanzar en escaños, y sumó más escaños que todo el frente antifascista, vamos que en calle Génova no daban crédito a los resultados cuatro más y mayoría absoluta.

La izquierda española pasa por sus peores momentos no por la derecha, ni por el fascismo, ni por la pandemia ni por los terribles  números que esta deja tras de si, lo está pasando mal por sus  deficiencias , la escandalosa incompetencia profesional de sus políticos y altos cargos,  por su falta de soluciones, por su mala gestión en el momento en que necesitábamos la mejor posible, por caer en el juego de la bipolarización  y lo más triste de todo por el alejamiento político de la realidad ciudadana, mientras ellos peleaban con las derechas y se tiraban mutuamente los trastos a la cabeza este país se está reduciendo a escombros en una terrible recesión.

Quien quiera leer en este artículo que la crítica a la izquierda es una apología de la derecha es su problema, muchos de la izquierda ahora andan insultando a los madrileños por el voto al  PP a Ayuso como autocrítica, es que la izquierda tiene un concepto selectivo de la democracia si se les vota y gana el pueblo habla la democracia gana , y otros como Errejón reconociendo la realidad de lo acontecido tras el 4-M y que no era de recibo   echarle la culpa al pueblo de perder las elecciones en clara alusión a sus ex-compañeros de Podemos.

Buena parte del PSOE está viendo lo que el éxito esconde con su fracaso electoral , que no es lo mismo  el  Sanchizmo que el Socialismo, el sanchizmo es el título de un libro de su lider “un manual para sobrevivir en política” pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo, mandar a Gabilondo fuera de Ferraz a un hotel y ser abandonado por la cúpula socialista para que asumiera el fracaso en solitario y en menos de una semana gasolina y un mechero para que el fracaso no contagiara al Partido ha sido de lo más abyecto, imaginaos los nervios por la rabia e impotencia de Gabilondo que le teledirigieron tan mal la campaña que hasta Mas Madrid les superó en votos.

Advertisements

3 comentarios

  1. Los políticos son el reflejo de la sociedad decadente en la que vivimos. En vez de reclamar gestores y echar a los políticos, la gente se entretiene peleándose entre ellos. El arte de la guerra!

  2. Efectivamente,los politicos son el reflejo de la sociedad a la que representan;¨¡Que no son Marcianos, que son Murcianos¨,es decir de aqui.El problema de los politicos de esta pais es que en general su formacion es muy escasa(por muchos titulos que nos presenten).Hay que reconocer que en lineas generales la formacion academica en nuestras universidades no es de las mejores;y los que salen buenos,se van del pais y ademas no tienen cabida en los partidos politicos pues pondrian en evidencia a los que llevan las riendas y eso no lo pueden permitir para no perder poder en sus chiringuitos.
    Vamos que ninguno va a recibir mi voto!.
    Unos nos roban pensando que estan en su derecho y el pais es suyo , y los otros nos engañan pensando que tenemos menos nivel que el poco que tienen ellos.
    Jo …er!Destilo OPTIMISMO por todos mis poros…

    • Yo soy igual de optimista que tu .. a mi la verdad no se si me jode más que me roben o que me engañen o las dos cosas que es lo que hacen los políticos. Dios mio no se puede mentir más que este Gobierno es imposible .. pero son una maquina expendedora de mentiras …. y ojo que la derecha es otra máquina expedendora de mantras .. dice uno una cosa todos detras diciendo lo mismo a la primera alcachofa de la prensa que ven .. con Ayuso el mantra era LIBERTAD ahora el mantra es CAMBIO DE CICLO ..

Los comentarios están cerrados.